Miércoles, 28 Septiembre 2016 00:00 Justicia

Los allegados a mujer atropellada apelan a la solidaridad ciudadana

Los peritos de tránsito reconstruyeron ayer el accidente que provocó las lesiones permanentes a María Peña.
Los peritos de tránsito reconstruyeron ayer el accidente que provocó las lesiones permanentes a María Peña. Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

La reconstrucción del accidente de tránsito se realizó este último lunes y mañana se efectuará la audiencia de juzgamiento contra los dos procesados.

Redacción Justicia

Hasta las 17:15 del último miércoles 21 de septiembre, María Victoria Peña Tigreros, de 40 años, era el principal sustento de su hogar, compuesto por su madre, su hermana y dos sobrinos. Ese día, la mujer perdió sus piernas, en un accidente de tránsito, ocurrido en el kilómetro 1,5 de la vía a Samborondón; y su vida cambió radicalmente.

La víctima es contadora pública autorizada y también abogada. Desde hace cinco años ejercía el cargo de analista contable en la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) donde se había ganado el cariño de sus compañeros y jefes por su buen desempeño.

Sus excompañeras de la promoción 1993-1994 del colegio La Providencia de Guayaquil, también la recuerdan como una mujer muy capaz y emprendedora. Todas quienes se mantienen en contacto a través de las redes sociales están pendientes de la evolución de su estado de salud. Algunas, entre ellas Paola Calderón, estaban el lunes último en los exteriores de la clínica Kennedy Alborada, donde la víctima permanece en la sala de cuidados intensivos.

Hasta ayer, María Victoria se mantenía sedada y, según su hermana Zaida Peña, aún no está consciente de que ha perdido sus extremidades. “Ayer (el lunes en la tarde) abrió sus ojitos y me miró, pero no pudo decir nada porque aún permanece conectada al respirador”.

Su madre, una mujer de 75 años, permanece en la casa que alquilan en la ciudadela Sauces IX, en el norte de la urbe porteña. La septuagenaria está al cuidado de sus nietos, hijos de Zaida y bajo vigilancia médica porque la tragedia le causó una gran impresión que afectó sus nervios y su presión arterial.

La familia de la afectada mantiene una deuda de $ 5.400, producto de la atención de emergencia que le brindaron en la clínica Kennedy Samborondón, ubicada a 100 metros del sitio del accidente de tránsito.

Para cubrir la deuda, Zaida Peña pidió ayuda de la ciudadanía y de cualquier institución de beneficencia del país. La mujer mantiene abierta una cuenta de ahorros número 0051669721 del banco Bolivariano donde se pueden realizar los depósitos de colaboración. “Lo que necesitamos urgente es ayuda económica para cubrir la deuda con la primera clínica y los gastos que demandará su recuperación”.

Diligencias

En tanto, la Fiscalía realizó este último lunes la reconstrucción del percance de tránsito. Los peritos de la Oficina de Investigaciones de Accidentes de Tránsito (OIAT) de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) tomaron medidas de las distancias que recorrieron los tres vehículos involucrados en el hecho y con la ayuda de un maniquí recrearon el atropellamiento e impacto que provocaron el cercenamiento de las piernas de María Victoria.

Testigos del hecho dieron detalles de cómo ocurrió la desgracia y la intervención del agente de tránsito de la CTE que en ese momento controlaba la circulación de vehículos en la zona.

Para mañana, jueves, en la Unidad Judicial de Samborondón, a las 10:00, está prevista la audiencia de juzgamiento de los dos involucrados en el percance, una vez que ambos se acogieron al procedimiento directo durante la audiencia de formulación de cargos. (I)

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense