Jueves, 28 Septiembre 2017 00:00 Justicia

Los agravantes incidieron en sentencia por muerte de policía

El cadáver desmembrado del teniente de Policía, Wilmer Goyes, fue hallado el 7 de octubre de 2016 en el sector Tres Bocas de la vía Perimetral de Guayaquil.
El cadáver desmembrado del teniente de Policía, Wilmer Goyes, fue hallado el 7 de octubre de 2016 en el sector Tres Bocas de la vía Perimetral de Guayaquil. Foto: Archivo / El Telégrafo
Redacción Justicia

Once puñaladas recibió el teniente de Policía Wilmer Washington Goyes Herrera, el 28 de septiembre de 2016, en una casa de citas, situada en las calles 29 y la Ñ, en el suburbio oeste de Guayaquil.

Luego, el cadáver fue desmembrado con una sierra, según consta en el proceso que condujo al llamamiento a juicio y posterior sentencia a 40 años y 8 meses de prisión contra los acusados Héctor Genaro R.M. y Jouvín Giovanny C.G., en calidad de autores directos del delito de asesinato.

La fiscal Miriam Moncayo, durante la audiencia de juzgamiento, efectuada en la Unidad Judicial Albán Borja, el lunes último, presentó  12 testigos, entre ellos, peritos de Criminalística, agentes investigadores y familiares de la víctima.

Los miembros del Tribunal Penal  acogieron todas las pruebas documentales de la Fiscalía, entre las que estaban la versión de Héctor Genaro, en la cual confesaba su participación en el crimen.

Durante la diligencia se presentaron los informes del perito médico legal, la inspección ocular técnica, el reconocimiento y reconstrucción de los hechos; el protocolo de autopsia y el informe de investigaciones. “La víctima tenía 30 años y había desaparecido cuando cumplía actividades policiales de investigación”, sostiene la Fiscalía en un comunicado de prensa.

El agente asesinado y descuartizado estaba asignado a la investigación por el asesinato de Sergio Gaibor, vinculado al caso ‘González y otros’ por las desapariciones de Jhonny Gómez Balda y César Mata.

Durante el proceso, las indagaciones revelaron que ellos compraron una sierra para cortar el cadáver y luego contrataron una camioneta para trasladar el cuerpo desmembrado en fundas de basura al sector de Tres Bocas, en la vía Perimetral de Guayaquil, donde fueron encontrados los restos el 7 de octubre.

El delito de asesinato es sancionado con una pena de 26 años de prisión, que se incrementa cuando la Fiscalía presenta al juez los agravantes, como la saña y alevosía con que se cometió el crimen. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET