Lunes, 07 Noviembre 2016 00:00 Justicia

La Fiscalía indaga causas que motivaron el crimen de Ximena

En este cantón de Guachapala, en Azuay, los habitantes están  desconcertados por  el  macabro crimen. Los familiares de Ximena piden la máxima pena.
En este cantón de Guachapala, en Azuay, los habitantes están desconcertados por el macabro crimen. Los familiares de Ximena piden la máxima pena. Foto: Internet / Gobernación de Guachapala
Redacción Justicia

Un nuevo caso de femicidio cometido en el cantón Guachapala, en Azuay, abre una indagación fiscal. El sospechoso está tras las rejas, luego de que presuntamente propinara 30 martillazos en el rostro a su conviviente, el último fin de semana. Kelvin G., de 22 años y nacionalidad peruana, y Ximena O., de 24, eran una pareja joven que había procreado un hijo, pero que constantemente tenían problemas.

Según los parientes de la joven, la noche del viernes último la pareja dejó a su hijo y al vástago que tuvo la mujer en un compromiso anterior en casa de su abuela materna.

Presumen que la pareja mantuvo un altercado y que el hombre atacó a Ximena con un martillo hasta matarla, ocultando luego su cuerpo.

Al notar la ausencia de la joven, sus familiares se preocuparon y empezaron a buscarla. Como observaron que el individuo horas antes había colocado una escalera para ascender al pozo séptico del sector, zona de difícil acceso, acudieron hasta el sitio y hallaron a la víctima.

El presunto autor, Kelvin G., se entregó la tarde del sábado a la Policía en el cantón Gualaceo, informaron las autoridades. Los familiares de la víctima piden que se lo juzgue por femicidio. La Fiscalía encargada del caso efectuó la formulación de cargos en contra del ciudadano peruano, quien se encuentra con prisión preventiva.

El hijo de la pareja está a cargo de su abuela materna, en tanto que el mayor de los vástagos de la víctima se encuentra bajo el cuidado de su padre. Los familiares solicitaron asistencia psicológica para los niños, que hasta el mediodía del fin de semana no conocían de la muerte de su progenitora, a quien ayer le dieron cristiana sepultura.   

El femicidio pone de manifiesto las muertes violentas de mujeres motivadas por el odio, el desprecio o el sentimiento de posesión que experimentan los varones sobre ellas. Según el Código Orgánico Integral Penal, el delito de femicidio es sancionado con pena privativa de  libertad de 22 a 26 años. De agosto de 2014 a junio 2015 se reportaron 45 casos de femicidio. (I)  

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Promo

Google Adsense