Domingo, 20 Noviembre 2016 00:00 Justicia

La Ferroviaria, primer circuito intervenido para erradicar drogas

Los estudiantes del colegio 11 de Marzo caminan varias cuadras para utilizar los espacios públicos de la Ferroviaria Baja. Durante las mañanas este sector no registra novedades en lo referente a inseguridad.
Los estudiantes del colegio 11 de Marzo caminan varias cuadras para utilizar los espacios públicos de la Ferroviaria Baja. Durante las mañanas este sector no registra novedades en lo referente a inseguridad. Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

La reducción del consumo de narcóticos y del microtráfico es una meta del Gobierno.

Redacción Justicia

Una niña de 9 años, de cuarto grado de Educación Básica, vive con su madre y su padrastro. Este último consume drogas y le obliga a que vaya a comprar esa sustancia. El hombre varias veces  ha agredido física y verbalmente a la menor y a su progenitora.

El caso fue denunciado en la Fiscalía, pero aún no ha sido solucionado, porque cuando los agentes van al domicilio del agresor, sus familiares lo esconden para protegerlo.

La niña falta a clases periódicamente; en una ocasión no asistió durante un mes.

En vista de que se trata de un caso de vulnerabilidad, se le ofrece ayuda constante para que continúe sus estudios porque tiene problemas de aprendizaje. De paso, a la madre no se la puede localizar fácilmente porque no dispone de teléfono.

Cuando se la ubicó, se llegó a acuerdos con ella, pero la mujer se siente atemorizada, porque es parte de una familia disfuncional, en la que los conflictos, la mala conducta y, muchas veces, el abuso por parte de los miembros individuales se producen regularmente, lo que lleva a otros integrantes a acomodarse a tales acciones.

Este caso se registró en la Escuela Otto Arosemena Gómez, ubicada en el sector de la Ferroviaria Baja, al sur de la capital.

Ana Lucía Proaño, directora del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE), señala que existen casos de padres de familia involucrados en el consumo de drogas o microtráfico. Cerca del 10% de progenitores están envueltos en esa problemática.

Hay padres que están detenidos y los niños quedan bajo el cuidado de familiares. Por ello, Proaño dice que “hacen falta terapias gratuitas para los padres involucrados en microtráfico, consumo de drogas, alcoholismo, violencia intrafamiliar”.

Cuando están implicados en drogas, “el rendimiento escolar de sus hijos decae, no realizan tareas y no traen los materiales, por lo que los docentes dosifican las tareas en la escuela”. Lamenta que ellos estén relacionados con drogas y no asistan a las charlas.

Dentro del Plan Cero Drogas impulsado por el Gobierno, se ha capacitado a los docentes, quienes a su vez han sensibilizado a los padres de familia.

La capacitación se ha realizado a sexto y séptimo año, y han constituido brigadas integradas por los progenitores para proteger a la población estudiantil.

Este proyecto, que inició la primera semana de octubre y se desarrollará todo el año, seguirá con padres de familia, estudiantes de cuarto y quinto grado, en las secciones matutina y vespertina de este establecimiento.

Las brigadas trabajan de 06:40 a 07:30 y continúan de 12:00 a 13:20 (este es el turno más largo porque entran y salen los alumnos de la mañana y de la tarde). La jornada concluye de 18:00 a 18:40. Las autoridades de ese plantel piden que la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) ayude a las brigadas.

Los docentes del plantel piden la presencia de los técnicos de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), para que les den orientación sobre violencia intrafamiliar y drogas.

Gonzalo Flores, director de ese plantel, menciona que el DECE ha permitido ayudar a los niños con problemas familiares y de conducta, por lo que pide que el Ministerio de Educación no elimine ese departamento.

Ante los robos registrados en la institución, se pidió que la conserje regrese a cuidar la escuela. Cuenta que “a un guardia, los ladrones lo arrinconaron, si no hubiera sido por la bulla que hizo lo hubieran matado”. Por eso, los vecinos acordaron que cuando vean algo sospechoso, se active la alarma de la escuela.

Trabajo integrado

El Comité Interinstitucional de Drogas, liderado por el ministro César Navas, delegado del Presidente de la República, coordinado por la Secretaría Técnica de Drogas y conformado por los Ministerios del Interior, Justicia, Salud, Educación, Deporte, Cultura e Inclusión, resolvió intervenir en primer lugar al circuito La Ferroviaria.

La Secretaría Técnica de Drogas ha realizado jornadas preventivas en las instituciones educativas del circuito. El Ministerio del Interior ha instalado 73 botones de seguridad desde el inicio de la intervención, dijo Karina Argüello.

La Dirección Nacional Antinarcóticos, desde comienzos de 2016, ha detenido a 75 personas como resultado de los operativos en el circuito, y a 12 personas desde septiembre. El Ministerio de Justicia reportó y priorizó estos 12 casos de narcóticos derivados de las Unidades de Flagrancia.

Los 26 profesionales del DECE, de las instituciones educativas, fueron capacitados en Prevención Integral de Drogas.

También el Ministerio de Salud Pública ha atendido 9 casos derivados de las instituciones educativas por consumo de drogas, y capacitó a 17 profesionales del centro de salud correspondiente al circuito intervenido para derivación a tratamiento adecuado en caso de consumo problemático, realizando 28 réplicas.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social capacitó en prevención integral, y llegó a 52 funcionarios de los programas de Centros Infantiles del Buen Vivir, Técnicos de Acompañamiento Familiar y del programa Creciendo con Nuestros Hijos.

Esta semana comenzó la intervención del circuito del Centro Histórico de Quito. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Promo

Google Adsense