Justicia francesa procesa al hijo del presidente de Guinea Ecuatorial por desvío de fondos públicos

| 02 de Enero de 2017 - 12:52

El juicio del hijo del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodorín Obiang, acusado de haber amasado fraudulentamente un patrimonio de decenas de millones de euros en Francia, se abrió este lunes en París.

Teodorín Obiang, de 47 años, es sospechoso de haber desviado más de 100 millones de euros del Tesoro Público de su país, para comprar una mansión en uno de los barrios más exclusivos de París, una colección de autos de lujo y obras de arte.

Sus abogados pidieron el lunes un aplazamiento del juicio argumentando que los plazos han sido demasiado cortos y que necesitan más tiempo para preparar su defensa.

El tribunal comunicará su decisión el miércoles.

Teodorín Obiang se desempeñó como ministro de Agricultura y Bosques antes de ser nombrado vicepresidente de su padre en junio pasado.

La justicia francesa lo acusa de utilización indebida de bienes públicos, desvío de fondos públicos, abuso de confianza y corrupción.

La investigación, que se abrió tras demandas de las asociaciones Sherpa y Transparency Internacional, permitió establecer que Teodorín Obiang adquirió "en Francia, entre 2007 y 2011, directamente o por intermediario de testaferros o empresas pantalla, un patrimonio mobiliario e inmobiliario valuado en varias decenas de millones de euros".

Entre los bienes figuran una mansión de 4.000 m2 en el distinguido distrito XVI de París con grifería bañada en oro, vehículos deportivos de lujo (Porsche, Ferrari, Bentley, Bugatti) y obras de arte de la colección Yves Saint Laurent-Pierre Bergé.

Sus suntuosos gastos en Francia están muy alejados del día a día de este pequeño país de África Central, excolonia española, dirigido con mano de hierro desde 1979 por el padre del procesado, en donde más de la mitad de los habitantes viven por debajo del umbral de pobreza.

Este patrimonio, constituido cuando era ministro de Agricultura, proviene del dinero "de la corrupción" y "del desvío de fondos públicos" en su país, estiman los jueces, que dieron lugar al pedido de la fiscalía nacional financiera de procesarlo.

Entre 2004 y 2011, Teodorín Obiang recibió en su cuenta bancaria personal cerca de 110 millones de euros provenientes del Tesoro Público guineano, según los jueces.

El hijo del presidente de Guinea Ecuatorial "siempre ha afirmado que ganó su dinero de forma legal en su país", aseguró en cambio uno de sus abogados, Emmanuel Marsigny.

Además de este caso, la justicia francesa investiga el patrimonio en Francia de otros dirigentes africanos, como el de Denis Sassou Nguesso (Congo), del difunto Omar Bongo (Gabon) o del derrocado presidente centroafricano François Bozizé. (I)