Domingo, 10 Septiembre 2017 00:00 Justicia

Informe revela que el 80% de víctimas no denuncia los delitos

Las denuncias ciudadanas permiten planificar los operativos de control y conocer la real incidencia en los sectores.
Las denuncias ciudadanas permiten planificar los operativos de control y conocer la real incidencia en los sectores. Foto: William Orellana / El Telégrafo

La pérdida de tiempo y la desconfianza en la autoridad son algunas de las causas. En Ecuador los perjudicados por robo de celulares son los que menos acuden a la Fiscalía.

Redacción Justicia

Los robos, la violencia psicológica, el abuso sexual, la violencia física y el tráfico de drogas son los cinco delitos más denunciados en la provincia del Guayas, según cifras de la Fiscalía General del Estado (FGE).

En esa jurisdicción, en lo que va del año se han presentado 68.433 denuncias, 49.977 de estas en Guayaquil. Pero hay una realidad que no es ajena a las autoridades de control: un gran porcentaje de víctimas prefiere no buscar justicia.

Ecuador en cuarto lugar

De acuerdo con un informe realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México, publicado por el portal Ethos, ese país ocupa el primer lugar en la región de delitos no denunciados o investigados, con un 93,7%, es decir menos de uno de cada diez delitos cometidos es registrado; seguido por el Salvador (90%), Brasil (80%) y Ecuador (80%).

El estudio detalla que las principales causas de esta problemática es que el 31% considera que es una pérdida de tiempo, el 16% desconfía de la autoridad, el 11% considera que el delito del cual fue víctima no es tan importante y el mismo porcentaje creyó que no tenía suficientes pruebas. Un porcentaje por debajo del 10% opina que los trámites son largos, difíciles o temen al agresor.

Patricia Morejón, fiscal provincial de Guayas, admitió que la gente no confía totalmente en la justicia, pero que las mejoras de los últimos años son innegables. “No solo tenemos infraestructura moderna, sino la capacitación del talento humano. Antes éramos 70 fiscales, ahora  138 en Guayaquil y 175 entre Guayas y Galápagos”.     

La funcionaria explicó que para mejorar el acceso a la justicia se crearon unidades de flagrancia que receptan denuncias las 24 horas. Sin embargo, la ciudadanía no lo hace porque no quiere perder tiempo. “También es cuestión de la tecnología de avanzada, por ejemplo si la persona se compra un teléfono y se lo roban compra otro y no denuncia porque piensa que debe contratar un abogado”.

Cinthia es una de las víctimas que prefirió no denunciar. A inicios de este mes terminó de adecuar su negocio, una distribuidora de cerveza, en el centro-sur de Guayaquil.

El primer día de trabajo llegó y vio que los candados no aseguraban la puerta y al entrar descubrió que le habían robado hasta las lámparas fluorescentes. Asegura que igual no le iban a devolver nada y que perdería su tiempo”.

Lo mismo pensó Juan, quien vive en Santo Domingo de Los Tsáchilas. El ciudadano no quiso denunciar que el pasado fin de semana los ladrones ingresaron a su departamento y se llevaron hasta las mochilas de sus hijos. ¿Por qué?

“Sabía que no recuperaría mis cosas y me dio temor porque unas cuadras  atrás de mi casa hay gente peligrosa que podría vengarse”.

También por miedo y por no querer pasar horas en una Fiscalía, Gerónimo no denunció el robo de su celular, más bien se apresuró a ir a un ciber para bloquear las aplicaciones que quedaron abiertas en su dispositivo como las de los bancos y de correo electrónico. “Además no iba a recuperar mi teléfono, aproveché el tiempo para comprar otro”.

Giancarlo Almeida Delgado, de la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional (Fedoti), coincidió en que si se comparan los delitos que ocurren a diario con las denuncias presentadas hay una diferencia. Para él existen varios factores que motivan a no denunciar, por ejemplo creen que tendrán que invertir mucho tiempo no solo en el día, sino durante el proceso penal.

“Pero el Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece disposiciones legales que acortan los tiempos, como el delito flagrante, el procedimiento directo. Son herramientas que tal vez la ciudadanía desconoce; entonces piensa que se demora como antes”. 

Almeida agrega que otro factor es la economía, pues el afectado considera que habrá gastos. “La materia penal es gratuita y la víctima tiene la posibilidad de ser patrocinada por un defensor público”.

El temor también los detiene. En ocasiones la persona perjudicada suele conocer al delincuente y teme las represalias o  por los trámites que hay que realizar en caso de recuperar el bien que le fue robado cuando está como evidencia.

“Estos son algunos factores para que no denuncien o si lo hacen no continúen el proceso”.

En UPC también receptan denuncias

El robo de accesorios de vehículos está entre los delitos menos denunciados, según información de la Policía Nacional. Foto: Cortesía

Ramiro Mantilla, inspector de la Policía Nacional, resaltó que como institución exhortan a que se denuncien los delitos y que  para facilitar las denuncias han implementado sistemas en las Unidades de Policía Comunitaria (UPC) para luego enviarlas a la Fiscalía. “Solo necesitan ir con la cédula de identidad y narrar las circunstancias del hecho: cómo, cuándo y dónde sucedió. En caso de que se le hayan robado los documentos igual se le toma la declaración”.

Añadió que el delito de mayor incidencia en el país es el robo a personas cometido por delincuentes que actúan en sectores específicos.

Entonces, para evitar la impunidad en las UPC tienen álbumes con las fotos de estos individuos, de modo que la gente puede reconocerlos y hacer una denuncia con nombre y apellido.

El oficial señaló que lo que menos se denuncia son los robos de celulares, de accesorios de vehículos y también los hurtos. Esto afecta a la Policía Nacional y al sistema de justicia porque no hay una cifra real, sino una cifra negra de delitos.

Mantilla explicó que las denuncias son importantes para plantear estrategias, georreferenciando los actos ilícitos y conociendo la dimensión real. Sin embargo, aseveró que se trabaja coordinadamente con el Servicio Integrado de Seguridad Ciudadana para conocer los ‘puntos calientes’ a través de las llamadas que ellos reciben con noticias de hechos delictivos.

“Es importante a futuro realizar una encuesta de victimización para tener la certeza de cuántas personas han sido perjudicadas y cuántas no denuncian”.

Marcelo Tobar, comandante de la Zona 8 de Policía, que incluye los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón, manifestó que a los ciudadanos que son víctimas de delitos se les conmina a denunciar y hasta se les acompaña con el vehículo. “A veces las personas tienen amenazas y no lo hacen por miedo. Una persona se pone a buen recaudo cuando denuncia, pues puede dejar por escrito que responsabiliza a tal o cual persona si le pasa algo”.

Enfatizó que la lógica con la que debemos actuar es que si denunciamos posibilitamos que el delincuente ya no siga perjudicando a más personas.

César Navas, ministro del Interior, destacó a inicios de este mes que en Ecuador han disminuido los principales delitos, como el robo a personas, a domicilios, a unidades económicas, motos, carros y partes de autos.

“La información se desprende de las denuncias realizadas por los ciudadanos”.

Datos

- El robo a personas es el delito de mayor incidencia en Ecuador y también el más denunciado.

- La Fiscalía General del Estado reveló que en Guayas otros delitos comunes son violencia psicológica, abuso sexual, entre otros.

- En esa provincia de enero a agosto de 2017 se han presentado 68.433 denuncias, de estas 49.977 solo en Guayaquil.

- El año anterior, de enero a diciembre, la Fiscalía provincial receptó 106.426 denuncias, más de 50% en la urbe porteña (77.275). (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO