Gustavo Jalkh asegura que "no es cierto" que se hacía "todo lo que decía" Rafael Correa

- 03 de Septiembre de 2017 - 22:00
Carlos Rabascall (i) entrevistó la noche de este domingo al presidente de la Judicatura.
Foto: Captura de pantalla

Dudas sobre una Justicia independiente, autónoma y con credibilidad. ¿El sistema de Justicia puede autodepurarse? Esta fue la pregunta principal que se realizó esta noche a Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura, en el programa de Ecuador TV, Análisis Urgente.

Según Jalkh, el Consejo resistirá las presiones de la política a la hora de procesar los casos de corrupción, debido a que cree en una Justicia independiente, autónoma y con credibilidad.

Para el funcionario, el proceso de designación de 40 jueces gozó de legitimidad.

Jalkh recordó que los organismos internacionales “nunca han afirmado que en Ecuador no hay independencia”.

Según Jalkh, muchas de las críticas sobre él son "simples rumores". Desestimó la validez de correos electrónicos que circulan en donde supuestamente se revelan presiones desde el Poder Ejecutivo.

El titular de la Judicatura dijo que "no es malo" que un presidente de una Función del Estado converse con el titular de otra Función, siempre que se respeten sus competencias. "Claro que había intercambio de comunicaciones sobre ciertos temas, siempre en el ámbito de nuestras competencias", aclaró el también exministro de Justicia.

El presidente del Consejo de la Judicatura indicó que la denuncia tras la destitución de 11 jueces tiene que ver con el desempeño de estos y que la política no tuvo nada que ver en esta decisión.

“A veces se dice: ‘Lo que decía el presidente Correa decía se hacía’, no es tan cierto, no es así”, dijo el superior del Consejo, recordando casos como los de Mery Zamora, dirigente de la Unió Nacional de Educadores (UNE) y el prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe, que recibieron fallos favorables pese a ser contrarios al exmandatario.

“Estoy convencido de que la Función Judicial ecuatoriana está a la altura para garantizar el debido proceso. Lucha contra la impunidad. Veremos la actuación de nuestros judiciales”, expresó Jalkh. (I)