Viernes, 18 Agosto 2017 00:00 Justicia

Fiscalía inicia indagación por muerte de 2 estudiantes

Fiscalía inicia indagación por muerte de 2 estudiantes
Foto: AFP

Ministerio de Educación suspendió colación escolar en Naranjal hasta obtener los resultados microbiológicos de estos alimentos.

Redacción Justicia

Alegre y activa. Así es recordada la niña Ana Gabriela Solórzano Bamba, de seis años, quien murió el miércoles último a causa de una supuesta intoxicación por ingesta de una leche proporcionada por el Programa de Alimentación Escolar (PAE).

“Mi sobrina era buena estudiante. Tenía excelentes calificaciones. Ella leía hasta periódicos y me ayudaba con mis deberes porque yo recién terminé mis estudios primarios”, recordó María Guerrero Bamba, tía de la fallecida, quien el 30 de agosto iba a cumplir 7 años.

Los restos de la niña son velados en la parroquia Santa Rosa de Flandes, en Naranjal, provincia de Guayas. Allí habitaba con sus padres y dos hermanos, la primera de 8 años y el último nacido hace 17 días.

Karina Bamba y Manuel Solórzano, sumamente afectados por la muerte de su hija Ana, no se pronunciaron sobre la tragedia.

La menor estudiaba en el tercer año de educación básica de la escuela fiscal ‘Mariano Unda’, donde, según Guerrero, le dieron la funda con leche.

“Ella (la víctima) llegó a la casa con la bebida que no se había tomado en la escuela y antes de almorzar fue lo primero que consumió. Luego, casi de inmediato comenzó a sentirse mal. Le dolía la barriga, la cabeza y el pecho”, dijo Guerrero.

La menor fue llevada al centro de salud parroquial y luego, por su estado grave, la trasladaron al hospital de Naranjal, donde murió.

Simultáneamente otra niña, Suly Obando Ortiz, de siete años, también falleció, presuntamente por la misma causa, cuando era llevada a un hospital de Guayaquil en una ambulancia. Ayer, el cadáver de Suly fue trasladado por su familia a Esmeraldas, de donde son oriundos.

Un grupo de padres de familia del plantel, alrededor de 50, se encontraban alarmados a la salida de la jornada matutina de la escuela. “La mayoría de familiares culpa de la muerte de las dos niñas al consumo del aquel lácteo que proporciona el Estado. Por ese motivo pedimos a las autoridades que actúen y aclaren la situación”, sostuvo Juana Gómez, cuya hija, de 10 años, estudia en la escuela señalada.

Rosa Mosquera, otra madre de familia del centro educativo, también pidió a las autoridades aclarar las causas de la muerte de las pequeñas. “Los padres de las niñas dicen que tomaron la leche y al instante murieron. Ahora, personalmente mi hija no toma ese producto porque es malo”, comentó.

El ministro de Educación, Fander Falconí, lamentó esta situación y anunció que ya se formó una mesa trabajo para investigar el caso.

Colación escolar suspendida

Ante estas versiones, en Naranjal se reunieron los coordinadores de los ministerios de Educación y Salud de la Zona 5, Gastón Gagliardo y Martha Cedeño; y la coordinadora de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, Magaly Cornejo, quienes anunciaron la suspensión de la colación escolar por precaución hasta que no se tengan los resultados de los exámenes microbiológicos del producto.

“No está demostrado que la leche haya sido la causa de las muertes, pero hemos suspendido este alimento como medida de prevención hasta que nos entreguen los resultados de los exámenes de los insumos”, expresó Gagliardo. Sin embargo, Cornejo adelantó que de la inspección realizada a la bodega de alimentos de la escuela y a las muestras de la leche se determinó preliminarmente que no están radicadas y que el envase UHT para este tipo de productos está en perfecto estado.

La funcionaria reveló también que en las últimas inspecciones a las proveedoras no se encontraron anormalidades. “Son empresas serias y cumplen bien”.

En tanto, Cedeño desmintió la existencia de otros alumnos de la escuela Mariano Unda con síntomas de intoxicación. Aclaró que se atendieron  a 57 niños, pero solo por precaución.

Caso es investigado por Fiscalía

El fiscal Paulo Quisphe, quien lleva adelante la investigación, manifestó que el primer protocolo de autopsia de Ana Solórzano Bamba, reveló como causa de muerte un infarto al corazón y un edema agudo del pulmón. “Se han extraído restos y fluidos biológicos para determinar las causas certeras de las muertes”.

Respecto a la investigación de la escena en donde pierde la vida la niña Solórzano, Criminalística levantó indicios que también son verificados.

Los resultados de los análisis de los restos de las niñas y del producto demorarán 15 días. (I)

ENLACE CORTO