Viernes, 14 Octubre 2016 00:00 Justicia

La Fiscalía dispuso en un escrito que los peritos presenten el informe de la diligencia judicial para el 25 de octubre

Erick Salinas niega detención de Gómez

Erick Salinas, con barba y chaleco antibalas negro, observa la recreación de la escena cuando los policías se llevan a los supuestos delincuentes.
Erick Salinas, con barba y chaleco antibalas negro, observa la recreación de la escena cuando los policías se llevan a los supuestos delincuentes. Foto: William Orellana / El Telégrafo

Tres puntos fueron recorridos, la mañana de ayer, para reconocer y reconstruir los hechos en torno a las desapariciones ocurridas en el operativo policial, en el caso ‘González y otros’.

Redacción Justicia

La diligencia de reconocimiento y reconstrucción de los hechos comenzó a las 06:00, cuando el cielo de Guayaquil no se había aclarado totalmente. Cinco personas, entre ellas una mujer, dramatizaron la reunión que supuestamente mantuvieron los asaltantes en Sauces 6 antes de ir a la farmacia Fybeca, en la ciudadela La Alborada, norte de la ciudad.

El objetivo del procedimiento: obtener nuevos detalles dentro de la investigación de las desapariciones forzadas de Johnny Gómez, César Mata, Erwin Vivar y Darwin Cañar, ocurridas tras un operativo policial, antes conocido como caso ‘Fybeca’ y ahora como ‘Gonzales y otros’.

Cada intérprete se colocó un número grande en el pecho y en la espalda, para que la fiscal Silvia Juma  y los peritos especializados de la Fiscalía de Colombia distinguieran a qué persona de la historia -ocurrida el 19 de noviembre del 2003- representaban.

Las escenas fueron recreadas a base del testimonio de Erwin Vivar, testigo protegido de la Fiscalía y encontrado en Venezuela, luego de casi 13 años de desaparición. Él no estuvo en la diligencia judicial.

Luego se dirigieron a la farmacia. La calle principal fue bloqueada por camionetas de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM). Agentes simulaban ser los asaltantes y actuaron tal cual estaba precisado en la versión de Vivar. También los vehículos fueron ubicados según el relato.

El expolicía Mario C. también participó. Él relató que estuvo frente a la farmacia en una camioneta y su superior lo envió a ser “los ojos y oídos” de lo que ocurría. Agregó que fue a comprar periódicos y se acercó voceando como si fuera un vendedor. Pero se calló cuando vio las armas y se ocultó detrás de un árbol para avisar la novedad por radio.

De ahí le tocó disparar, pues vio cómo uno de los pillos sacó un arma larga y apuntó al patrullero que llegaba con refuerzos.

Durante su intervención, el agente lloró. Su familia lo veía desde el parterre central. Mario contó que detuvo a una mujer que primero pensó que era una víctima.

En cambio, el expolicía Erick Salinas intervino en la parte lateral de la botica. Su torso estaba cubierto con un chaleco antibalas y debajo de este una camiseta, color naranja, que usan en la cárcel como uniforme. Él negó haber capturado a Johnny Gómez, pero no reveló quién fue la persona que -según se registró en fotografías- sacó con el rostro tapado.

Dolores Guerra, esposa de Gómez, insistió en que ella reconoció a su esposo. Y que el hombre que llevaba Salinas era él, pues fue la ropa que ella le eligió para salir de casa. La mujer apretaba los labios para no llorar con cada detalle mencionado.

Seguidamente fueron a la tercera etapa de la Cdla. La Garzota, donde -según policías- vieron a dos de los desaparecidos. Un testigo dijo que no podía reconocerlos, pese a que anteriormente aseguró que eran Gómez y Mata.

La fiscal Juma precisó que cinco testigos participaron. El informe del reconocimiento y reconstrucción debe estar listo máximo el 25 de octubre de 2016. Para la tarde de ayer estaba previsto que la diligencia continúe en lo que antes era la Policía Judicial. (I)

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense