En fosa común hallan restos de 400 niños

- 12 de Septiembre de 2017 - 00:00

En el orfanato escocés Smyllum Park se hospedaron las víctimas entre 1864 y 1981. En un siglo pasaron por el lugar 11.600 menores, que no tenían padres ni familia alguna que los reclamen.

En el orfelinato escocés Smyllum Park, de monjas católicas, encontraron una fosa común con los restos de 400 niños y bebés muertos, hospedados allí, entre 1864 y 1981.

El escenario del terrible hallazgo es la localidad de Lanark, en el condado sureño de Lanarkshire. Tras las excavaciones y los estudios realizados se logró dar con las osamentas de los menores enterrados uno junto al otro, en el lugar, a lo largo de un período de 117 años.

El macabro descubrimiento se dio en un área del cementerio de St Mary’s, cerca del exinstituto. Se trata de una fosa común, no hay identificación sobre el nombre o el apellido de los pequeños, como si fuesen fantasmas que pasaron por el orfelinato, cerrado hace 36 años, según el portal web Infobae.

En más de un siglo pasaron por este sitio 11.600 menores, de hecho, niños que eran hijos de padres desconocidos y no tenían familiar alguno que los pudiera reclamar.

Al momento no hay pruebas de abusos. El terrible hábito de dar sepultura colectiva a los niños vuelve a plantear un comportamiento consolidado a lo largo de las décadas y permitía esconder hechos como la desnutrición, las enfermedades y la miseria. El caso demuestra cómo era ocultada la mortalidad infantil, en una estructura que trabajaba en nombre de la caridad cristiana. (I)