Viernes, 06 Enero 2017 00:00 Justicia

Después de 40 años Manson sale de la cárcel al hospital

Después de 40 años Manson sale de la cárcel al hospital

El estado de salud del estadounidense es grave. Cumple cadena perpetua por la muerte de siete personas.

Redacción Justicia

Fue un 9 de agosto de 1969 cuando  el gemido, el grito y el olor a muerte se desataron en la villa alquilada de los Polanski, levantada en el sector de 10050, de Cielo Drive, en Los Ángeles, California. Cuatro miembros de la ‘familia Manson’ mataron, torturaron y escribieron con sangre frases ofensivas en los cuerpos de sus víctimas y en las paredes de la residencia, donde los cinco habitantes dejaron sus vidas.

Los cuatro ‘demonios’, bajo los excesos del alcohol y las drogas,  saltaron la verja, cortaron el cable del teléfono y dispararon a quemarropa a Steve Parent, amigo del vigilante del rancho, William Garretson. Luego ingresaron al lugar por una ventana y allí encontraron a Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, quien fue ultimada con cinco puñaladas en el pecho y en la espalda. Su amiga, Abigaíl Folger, recibió 28 puñaladas, y el novio de esta, Voytek Frywski, amigo de Polanski, murió de dos disparos, pero luego recibió 50 puñaladas y varios golpes en la cabeza.

También en el lugar estaba el peluquero Jay Stebring, quien murió de un disparo y siete puñaladas. Stebring fue colocado debajo de Sharon Tate —que estaba embarazada de ocho meses y fue colgada de una soga—. Con la sangre de Tate escribieron, en las puertas del dormitorio, la palabra ‘Cerdo’.

Los asesinos abandonaron la casa y se dirigieron al domicilio de Leno y Rosemary LaBianca. Manson maniató a la pareja y ordenó a sus seguidores que hicieran lo que era debido. Él se retiró por temor a ser descubierto, violando la libertad condicional que tenía.

El matrimonio fue apuñalado, y, con un tenedor, escribieron en el pecho de Leno la palabra ‘Guerra’, mientras que con su sangre, en las paredes, anotaron ‘Muerte a los cerdos’ y ‘Alzaos’. En la puerta de la heladera, escrito con errores de ortografía, estaba el singular título musical de los Beatles: ‘Healther  Skelter’. Charles Manson fue el autor intelectual de estas siete muertes, motivando a sus seguidores, Charles Tex Watson, Susan Sadie Atkins, Patricia Katie Krenwinkel y Linda Kasabian, a cometer los atroces crímenes.

¿El motivo? El rechazo del empresario discográfico Terry Melcher, hijo de Doris Day, a su música.

Él y su esposa, Candice Bergen, vivieron en la casa de los horrendos asesinatos. Manson, en su intento de venganza y locura, mandó a asesinarlos, pero no sabía que la villa había sido alquilada al célebre Polanski, quien en ese momento se hallaba en Londres buscando exteriores para rodar una película que jamás hizo.

De mirada demoniaca

Melcher conocía a Charles Manson, un tipo de mirada demoniaca que viajaba por California con sus jóvenes amantes y que aspiraba a ser estrella de rock. Manson se había instalado con su comuna en un rancho abandonado en el desierto. Allí, entre los cascotes del viejo Hollywood,  el asesino preparaba a su gente con largos discursos sobre el Apocalipsis, representado por el hombre negro en una orgía de sangre.

Manson desde pequeño sufrió el rechazo de su madre, Kathleen Maddox, quien era alcohólica.

En 1940 fue acusada y sentenciada por un robo a una gasolinera, por ello el niño se fue a vivir con sus tíos.

Su carrera delictiva se inició a los 9 años, edad en la que fue detenido y encerrado en un reformatorio.

Esta no sería la primera, pues hubo otras dos, y su intento por regenerarse fue inútil.

En 1954, a los l9 años de edad, salió en libertad condicional y al año siguiente se casó y tuvo un hijo que lleva su mismo nombre, pero volvió a la vida delictiva y cayó en la cárcel. Después de 3 años  recuperó su libertad.

En 1959 otra vez regresó a prisión, pero no por mucho tiempo. Una de sus amigas adució que estaba embarazada y lo dejaron libre en ese año, pero como violó su libertad condicional, pasó 10 años en la cárcel. Durante ese tiempo se convirtió en  fanático enfermizo de la música, y especialmente de los Beatles.

En marzo de 1967 recuperó la libertad. Con su guitarra, su cabello largo y sus sandalias llegó a San Francisco y rápidamente sedució a los hippies. En 1968 llamó a sus seguidores la ‘familia Manson’. Con ellos viajó en un vetusto bus y se instalaron en un viejo rancho, donde las mujeres, el sexo y las drogas eran el menú de todos los días.

En sus momentos de lucidez intentó encontrarse con Terry Melcher para conseguir su padrinazgo musical, y se enteró de que el productor había alquilado el rancho al matrimonio formado por Sharon Tate y Polansky. Trató de contactarlo pero no obtuvo respuesta.

Esta situación lo llevó a fraguar la masacre a través de sus seguidores. La policía, al descubrir los cuerpos, pensó que se trataba de un ritual satánico o una guerra de traficantes de drogas. En ambos casos sospecharon de Polansky y su esposa Sharon. Paralelamente al descubrimiento de los asesinatos de Tate y sus amigos, fueronn detenidos Bianca, Bobby Beausoleil y Susan Atkins al considerarlos sospechosos del caso Hinman. No relacionaron los crímenes con los autores. Pero Susan Atkins reconoció en la cárcel el crimen de la casa de Hinman y en la penitenciaría de mujeres de Sybil Brand, en Los Ángeles, relató todas las correrías criminales de la familia con lujo de detalles.

El fiscal del caso, Vincent T. Bugliosi, convenció al jurado en el juicio de que Manson no fue el autor material de los hechos, pero que sí instigó a miembros del clan para que matasen a gente inocente.

El jurado llegó al veredicto de la culpabilidad de todos los cargos, por lo que los inculpados fueron sentenciados a morir en la cámara de gas, pero sus condenas fueron conmutadas por cadena perpetua, ya que la Corte Suprema de California abolió la pena de muerte. Actualmente, el mesiánico Charles Manson cumple su condena en el centro penitenciario de Corcoran, en el área de Bakersfield, estado de California. Todas las peticiones de reducir la condena de Manson, que también es descrito como actor y cantante frustrado, fueron rechazadas. Su historial está lleno de faltas graves y mal comportamiento, además lleva el tatuaje de una cruz gamada que se hizo en la frente autolesionándose.

 A sus 82 años, 40 de ellos vividos en prisión, Charles Manson permanece internado en el hospital  Mercy Downtown, por graves problemas de su salud. (I)  

ENLACE CORTO

Posesiones Presidenciales

Promo

Google Adsense