Jueves, 29 Septiembre 2016 22:43 Justicia

Desarticulada red que ingresaba de forma ilegal vehículos de lujo al país

Desarticulada red que ingresaba de forma ilegal vehículos de lujo al país
Foto: cortesía del Ministerio del Interior
Redacción Justicia

Un operativo de la Unidad de Delitos Aduaneros y Tributarios (UDAT) de la Policía permitió el desmantelamiento de una red dedicada a la compra, legalización y venta de motos y vehículos de lujo, todo de manera ilegal.

La operación, denominada Racing, se cumplió la madrugada del jueves en las provincias de Pichincha, Manabí y Chimborazo, donde se detuvo a ocho personas, entre ellos un mayor de la Policía en servicio activo y un exservidor público.

Diego Fuentes, viceministro de Seguridad Interna, detalló que la investigación duró tres meses. Los agentes de la UDAT, a través de una denuncia, comenzaron a investigar a esta supuesta red delictiva dedicada al ingreso ilegal de vehículos y motocicletas de alta gama procedentes de diversos países, especialmente de Estados Unidos.

Los automotores ingresaban por el Puerto de Manta, provincia de Manabí, de manera ilegal, evadiendo controles aduaneros, sin el pago de los impuestos correspondientes. Tras las últimas indagaciones se confirmó que Tairon Santiago Z.M. es funcionario del GAD del cantón Tosagua y que sería el encargado de ingresar al sistema los datos de los vehículos y motocicletas adquiridos de manera ilegal.

Luego los vehículos se comercializaban en otras provincias. El valor de estas motos sobrepasaba los 30 mil dólares. La ganancia adquirida por la venta de los automotores oscilaba entre 10 y 15 mil dólares. Entre quienes presuntamente las comercializaban estaba un oficial de Policía, el mayor Lenin P., y su padre Gualberto P.

El oficial se desempeñaba como funcionario del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT). Fuentes señaló que el uniformado, por su trabajo, tenía relación con algunas instituciones que registraban los vehículos y motos. “Él se dedicaba a la coordinación y a la obtención de la información para registrar las motos y luego también las comercializaba”, señaló Fuentes.

El Viceministro también indicó que el oficial será separado inmediatamente de las filas policiales y junto con él ya son 861 agentes desvinculados por actividades ilícitas.

Los agentes que investigaron el caso indicaron que el perjuicio que ocasiona este delito es que las motos que fueron incautadas ya no serán devueltas a sus compradores, generando pérdidas de gran valor económico. Dentro de los indicios se hallaron siete motocicletas de alta gama, además un vehículo reportado como robado en Perú y que ahora circulaba en Quito con documentación ecuatoriana.

Esta operación tiene que ver con una anterior denominada Motor 1, en donde se incautó vehículos que no tenían documentación legal en el país. (I)










 

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Promo

Google Adsense