Estaban vinculados desde hace alrededor de 30 años a la estatal petrolera

Carlos P. Y. es procesado por 5 delitos y su primo 'Charlie' por lavado de activos

- 04 de Febrero de 2017 - 00:00
Ayer en EE.UU., Carlos P. Y. se habría sometido a un detector de mentiras para contar su versión sobre los actos de corrupción en Petroecuador.
Captura de video

A 130 días de haber abandonado el país (el 28 de septiembre pasado), el 3 veces titular de Petroecuador y exministro de Hidrocarburos, Carlos P. Y., es procesado por los delitos de cohecho, peculado, delincuencia organizada, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.

Aparte de su vinculación con Álex B., con los paraísos fiscales y de recibir sobornos para adjudicar contratos, su declaración juramentada de bienes contiene inconsistencias. El exgerente de Petroecuador, Álex B., quien está detenido, y Carlos P. Y., hoy prófugo de la justicia, son los que más acusaciones enfrentan por el escándalo de corrupción en la estatal petrolera y los que más relaciones de negocios mantenían.

Un reporte de la Unidad de Análisis Financiero (UAF) sirvió para vincular a Álex B. en la investigación, ya que de acuerdo a la Fiscalía, en ese informe se detalla que el mencionado constituyó la empresa off shore Girbra, en Panamá, la cual habría recibido transferencias de empresas contratistas con Petroecuador.

Con la asistencia penal internacional de Panamá, la Fiscalía pidió una investigación sobre los accionistas, representantes legales y administradores de Girbra, Capaya, Johanna Investment, Arkdale y otras.

La respuesta de la asistencia penal internacional permitió vincular a otras personas, entre ellos a Carlos P. Y., quien también habría constituido una compañía (Capaya) en el paraíso fiscal, empresa que recibía transferencias económicas de Girbra, y de contratistas de Petroecuador.

Esta fue la clave para confirmar la vinculación de Carlos P. Y. en la red de corrupción, quien llegó a la gerencia de la refinería de Esmeraldas en 2012, aunque ha estado vinculado al sector, con algunos intervalos, desde cuando fue director de hidrocarburos en el gobierno de Sixto Durán-Ballén.

El caso Petroecuador se inició a partir de la publicación de los denominados ‘Panama Papers’, en abril pasado. Después de que se divulgaran los nombres de off shore constituidas por ecuatorianos en ese país, se abrió una investigación en contra de Álex B., quien fue detenido el 16 de mayo en Quito, y en un primer momento se lo procesó por supuesto tráfico de influencias.

Carlos P. Y., quien cursó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio Alemán Humboldt de la ciudad de Guayaquil y su título universitario lo obtuvo en la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad de Guayaquil, tras 30 años de estar ligado al sector petrolero hoy desde la clandestinidad trata de defenderse de sus vinculaciones en los actos de corrupción en los que están implicados su hijo, una hermana, su primo Carlos P. C. ‘Charlie’, entre otros.

Su primo ‘Charlie’, una pieza clave

Carlos P. C., conocido como ‘Charlie’, quien fuera secretario de la Presidencia de León Febres-Cordero, asesor de la campaña presidencial de Cynthia Viteri en el 2006, y antes de Jaime Nebot, siempre ligado al Partido Social Cristiano (PSC),  aparece como otro de los principales implicados en la red de corrupción.

Para el presidente de la República, Rafael Correa, ‘Charlie’ sería el jefe de la mafia que operó por muchos años en la estatal petrolera, lo cual fue ratificado por los correos electrónicos recuperados de la computadora de ‘Charlie’, donde se comprueba que impartía instrucciones a su primo Carlos P. Y. sobre cómo proceder con la adjudicación de los contratos.

Carlos P.C., quien fue detenido para investigaciones en Lima–Perú, el 25 de diciembre pasado, pero liberado a las pocas horas, hoy es reclamado por la justicia ecuatoriana y tiene una orden de prisión luego de que la Fiscalía lo  vinculara a él y a su hijo, Carlos P. D., al proceso por el delito de lavado de activos  y pago de sobornos en la estatal Petroecuador. (I)