El padre de la víctima expresó su descontento

Fiscalía apelará sentencia impuesta al asesino confeso de periodista

| 04 de Octubre de 2017 - 12:10
Durante la reconstrucción de los hechos en el caso del crimen del periodista Robert Salazar, el autor explicó como se dieron los acontecimientos ese día.
FOTO: Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

La sentencia de 26 años de privación de libertad en contra de David Ricardo. V.F. no dejó contento a Horacio Salazar, padre de Robert Horacio Salazar Acosta, quien fue asesinado el 7 de noviembre de 2016 cuando tenía 26 años.

El joven periodista fue interceptado por un individuo armado que circulaba en bicicleta cuando caminaba por la solitaria avenida Quinta y calle Tercera, en la ciudadela Nueve de Octubre, en el sur de Guayaquil. El delincuente lo amenazó para que le entregara el celular y luego le  quitó la vida con un disparo en el hombro izquierdo.

Horacio, la mañana de ayer, expresó su indignación y pidió tiempo para asimilar la resolución del Tribunal de Garantías Penales. “Espero conversar con mi abogado, porque ayer (el lunes) no quise hablar con nadie. Estoy decepcionado por todo lo que pasa en la sociedad ecuatoriana”.

La audiencia de juzgamiento fue convocada por primera vez para el 14 de julio, pero se suspendió. Esa no fue la única vez que se postergó, pues lo mismo ocurrió el 22 de agosto. Ese día la aplazaron para el 28 del mismo mes, pero finalmente concluyó en la tarde del lunes 2 de octubre.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece una sanción privativa de libertad de entre 22 y 26 años por el delito de robo con muerte. Este, con los agravantes, puede alcanzar hasta los 34 años.

David Ricardo, quien tiene 25 años y es conocido con el alias de ‘El Cojo’, aceptó desde su captura que le había disparado al periodista Robert Salazar.

En la reconstrucción de los hechos realizada a inicios de este año, dramatizó con una pistola de agua paso a paso lo ocurrido. Aquel día también estuvo presente la madre del implicado, quien reveló que su hijo tenía problemas por consumo de drogas desde los 13 años y que no era la primera vez que estaba preso. “Él me dijo que no quería matarlo, que se le escapó el disparo”, expresó la progenitora aquel día, en el sitio donde ocurrió el homicidio. 

En su cuenta de Twitter, la Fiscalía informó que se apelará la sentencia. 

Dicha apelación se realizará porque la Fiscalía considera que los jueces del Tribunal Penal, al emitir su fallo, no consideraron las agravantes expuestas durante la diligencia. (I)