Viernes, 15 Septiembre 2017 00:00 Justicia

Ayer Ricardo R. fue trasladado a Quito para participar en el peritaje de una memoria portátil

Alfredo A. revela nexo entre 'XX1' y 'XX2' en el caso Odebrecht

Ricardo R. ingresó y salió del Departamento de Criminalística por la cochera, fuertemente escoltado por policías. Luego de ello fue trasladado nuevamente a Guayaquil, donde guarda prisión domiciliaria.
Ricardo R. ingresó y salió del Departamento de Criminalística por la cochera, fuertemente escoltado por policías. Luego de ello fue trasladado nuevamente a Guayaquil, donde guarda prisión domiciliaria. Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

Dentro de las investigaciones por asociación ilícita, un testigo clave que trabajó con el tío de Jorge Glas, confiesa ante la Fiscalía los métodos y los códigos que manejaba Ricardo R. Los registros de la Superintendencia de Compañías cuentan la historia de Televisión Satelital, donde trabajaron los involucrados.

Redacción Actualidad

Quito / Guayaquil.-

Alfredo A. se ha convertido en un testigo  clave en la investigación por asociación ilícita en la red de corrupción de Odebrecht. En su declaración a la Fiscalía aseguró que conoce los contactos más secretos de Ricardo R., tío del vicepresidente Jorge Glas; ambos investigados en este caso.

El canal Teleamazonas difundió la versión de Alfredo A., quien aseguró a la Fiscalía que se ganó la confianza de Ricardo R. y junto a él trabajó en Televisión Satelital, empresa que pertenecía a Ricardo R. y que ahora es propiedad de sus hijos.

En ese canal estuvo durante 9 años haciendo varios oficios, pero finalmente, por decisión de sus jefes, llegó a manejar sus teléfonos personales y las contraseñas.

Durante esa labor se enteró de los métodos de seguridad que utilizaba Ricardo R. para, presuntamente, comunicarse con el Vicepresidente. “Con XX1 se identificaba al ingeniero Jorge Glas y el XX2 era para referirse al ingeniero Ricardo R”. Dijo que por cuestiones de seguridad ambos usaban estos códigos. “Así, por ejemplo, al señor

Luis Calle se identificaba como LC, Jorge Quishpe como JQ, de ahí que JG es Jorge Glas”.

También declaró que por seguridad Ricardo R. instaló en sus teléfonos el servicio encriptado de mensajería Telegram, con una configuración para que los textos sean eliminados en 30 segundos.

Según el testigo hizo un duplicado de la información almacenada en el teléfono celular de Ricardo R., la cual fue grababa en una memoria USB que se entregó al fiscal Wilson Toainga, quien lidera el proceso de investigación por delegación del fiscal general del Estado, Carlos Baca Mancheno.

“En ese teléfono habían contactos de usuarios chinos. Lo que hice es apagar y guardar el teléfono (de respaldo) hasta el día del allanamiento. El ingeniero (Ricardo R.) estaba preocupado por sus teléfonos. El día lunes siguiente al de la detención el ingeniero me preguntó por el teléfono celular duplicado y le dije: “yo lo tengo” y me dijo que lo guardara. Me dio la disposición de no encenderlo hasta cuando él me diga”.

El Segundo Mandatario, en reiteradas ocasiones, ha dicho que solo tenía una relación estrictamente familiar con Ricardo R. durante la última década. Esa versión fue ratificada por su tío, quien sostuvo que el Vicepresidente de la República no conocía de sus actividades ni mantenían una relación desde 2007.

Por el momento, la Fiscalía realizará un peritaje de los archivos entregados por Alfredo A. Además se analiza la posibilidad de que se convierta en un testigo protegido.

El canal donde trabajan Ricardo R. y Alfredo A.

Alfredo A. trabajaba en Televisión Satelital. Con un capital de $ 800 se constituyó el 27 de octubre de 1995 la compañía anónima Televisión Satelital S.A. TV.SAT con oficinas en Kennedy Norte, en Guayaquil.

Tres días después fue nominado Ricardo R. como gerente general y el 30 de octubre del 2000 fue ratificado en ese cargo. Para la misma fecha Jorge Glas Espinel ocupó la presidencia de la compañía, luego de 2 años se encargó de la gerencia hasta diciembre de 2006, según información de la Superintendencia de Compañías y Seguros.

Sus principales accionistas fueron Ricardo R. y Glas Espinel desde el 2 de mayo de 1998. Ambos transfirieron sus acciones el 30 de julio de 1999.

Durante el tiempo que estuvo al frente de la compañía Ricardo R. contó con Alfredo A., como su hombre de confianza. Este personaje ya no pertenece a la empresa, así lo dio a conocer ayer el portero de Televisión Satelital a un periodista de este diario.

El canal está activo y ayer solo se encontraban los encargados de la producción de los programas, confirmó el guardia desde una pequeña ventana de la puerta.
Hasta el 14 de marzo de este año, Alfredo A. seguía laborando para el canal, como lo confirma un memorando firmado por el director de Operaciones.

Desde 2013 funge como presidenta de la compañía la hija de Ricardo R.. Está al aire desde las 07:00 y se retira a la 01:00 y se enfoca en el fútbol nacional e internacional.

En la información de estados financieros correspondiente a 2016, se registra que el total de activos es de $ 3’833.792,70; posee obligaciones con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) por $ 5.399,05.

Un comunicado del 30 de mayo de este año, el Servicio de Rentas internas (SRI) informa que Televisión Satelital TV. SAT, con RUC número 0991333754001, se encuentra en estado activo, sí ha presentado sus declaraciones impositivas hasta abril de 2017 y no registra obligaciones pendientes por este concepto a la fecha de emisión de la presente acta.

Ricardo R. guarda prisión domiciliaria en Guayaquil, pero ayer fue trasladado a Quito para participar en el peritaje de una memoria portátil. La diligencia forma parte del proceso por supuesta asociación ilícita.

Durante tres horas se analizó un pen drive enviado desde Brasil. La Fiscalía pidió a las partes absoluta discreción sobre los resultados del examen, en el que también participó Eduardo Franco, abogado del vicepresidente Jorge Glas.

Ricardo R. tenía previsto regresar ayer mismo en Guayaquil, luego de terminada la diligencia. (I)

------------------------

Debido a la ausencia de dos peritos, ayer se suspendió juicio directo a Alecksey M.

Tras cerca de 2 horas de instalada la audiencia, la jueza Geovanna Palacios, resolvió suspender el juicio directo iniciado ayer en contra del exministro de Electricidad Alecksey M. supuestamente por haber ingresado un teléfono celular a su celda, lo cual constituye un delito penado con cárcel de uno a 3 años.

La decisión fue tomada por la jueza ante la ausencia de 2 peritos, el uno que hizo la extracción de la información del móvil y el otro que realizó el reconocimiento del lugar de los hechos, quienes no llegaron.

En tono molesto pidió que para la reinstalación de la audiencia, en fecha que lo anunciará oportunamente, espera contar con todas las personas convocadas.

Franklin Arévalo, abogado defensor de Alecksey M., indicó que tampoco acudió un perito de la defensa que fue quien hizo el reconocimiento dactiloscópico del celular, cuyo resultado da cuenta de que no hay huella digital del Alecksey M., peor aún llamadas entrantes, salientes o mensajes que haya realizado, por lo que insistió en la inocencia de su defendido y pidió más bien que se indague cómo entró ese celular al centro carcelario.

En la audiencia de ayer, hablaron 2 testigos, el uno un guía penitenciario quien dijo que el celular se encontró el pasado 28 de julio debajo del colchón en el que Alecksey M. estaba recostado, pero admitió que en la celda hay en total 6 personas y la cama no le pertenece a nadie sino al que la toma primero. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET