Lunes, 03 Octubre 2016 00:00 Justicia

Wilmer Goyes cumplía sus actividades de rutina

Agente que investiga asesinato de Gaibor está desaparecido

La Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional (Fedoti) investiga la muerte del expolicía Sergio Wilfrido Gaibor Bosquez.
La Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional (Fedoti) investiga la muerte del expolicía Sergio Wilfrido Gaibor Bosquez. Foto: Fabrizzio Obando / El Telégrafo
Redacción Justicia

El agente Wilmer Washington Goyes Herrera, de 30 años, quien investiga el asesinato de Sergio Gaibor Bosquez, vinculado en el caso ‘González y otros’, desapareció el pasado 28 de septiembre, cuando cumplía su trabajo de rutina, por lo que se activó el protocolo de búsqueda.

Goyes se movilizaba en un vehículo plomo de la institución, indicó John Mosquera, miembro de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased).

El agente estaba tras la pista de los asesinos del exsargento de Policía, Sergio Gaibor, prófugo desde 2010 y quien falleció, al parecer, en un asalto en el cantón Pedro Carbo.

Al momento de los hechos, el expolicía utilizaba la identidad de su cuñado, Esteban Saturnino Sánchez Alvarado, y presuntamente fue despojado de $ 45.000 que había retirado de una agencia bancaria.

Mientras tanto, Jenny Katty Sánchez Alvarado, viuda de Gaibor Bosquez, desde el pasado julio, recorre los pasillos de la Fiscalía y Policía Judicial del Guayas para retirar el cadáver de su esposo de la morgue.

Tres fiscales han conocido este caso. Las indagaciones por el asalto estuvieron a cargo de Walter Romero Jaén, y luego, tras el deceso de Gaibor, pasó al despacho de Miriam Moncayo. La funcionaria tomó la versión de la viuda, realizó otras diligencias y devolvió el expediente a su colega Romero.

Jenny Sánchez expresa su malestar al manifestar: “Parece ser que quieren que mi esposo cumpla su condena en la morgue”.

El 17 de agosto llegó el expediente enviado por la fiscal Moncayo a Romero, este lo devolvió casi de inmediato a Guayaquil para que María Coloma prosiga con las investigaciones. “El fiscal general me designó el caso”, dice esta última. Ella integra la Fiscalía Especializada en Delincuencia Organizada Transnacional e Internacional (Fedoti).

Casi 2 semanas después, Coloma se fue de vacaciones y dejó su despacho a cargo del fiscal John Camposano, quien hasta el cierre de esta edición no ha revisado el expediente. (I)

ENLACE CORTO

Promo

Google Adsense