La infraestructura existe desde 1997

Vapor de termoeléctrica asustó a 60.000 familias

| 22 de Agosto de 2017 - 00:00
Las instalaciones de la Central Térmica Trinitaria están ubicadas en la coop. Santiaguito Roldós.
FOTO: Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

La presencia de combustible en el aire ha causado alergias y enfermedades dérmicas. La Celec adoptará soluciones.

La salida de vapor desde la central termoeléctrica de Electroguayas fue algo común para los habitantes de la cooperativa Santiaguito Roldós, en el sur de la ciudad, hasta que el 9 de agosto pasado se registró una cantidad inusual de gas que llevaba partículas del combustible usado en las maquinarias.

La presencia de estos elementos fue tal que cubrió las calles del sector y entre los habitantes aparecieron cuadros de alergias y afectaciones a la piel, según Víctor Estupiñán, dirigente de la cooperativa.

El lugar está habitado hace 40 años y la termoeléctrica tiene la mitad de ese tiempo en el lugar. La infraestructura de la Central Térmica Trinitaria perteneciente a la Unidad de Negocio Electroguayas de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) EP, entró en operaciones en 1997.

Estupiñán aseguró que, desde entonces los habitantes han gestionado acciones para que las mencionadas instalaciones sean retiradas del lugar. La zona de influencia abarca las viviendas de aproximadamente 60.000 familias. “Vivimos con problemas de salud y poco se han preocupado los encargados de esta fábrica en ayudarnos”.

Lo del 9 de agosto pasado, según habitantes consultados, genera temor por el hecho de que el incidente se vuelva recurrente y las enfermedades se agraven.

Tito Meza, gerente de la Unidad de Negocios de la Celec, afirmó que lo ocurrido fue un evento fortuito y que se toman las precauciones necesarias para que no se repita.

La generación de energía se da a través del vapor de agua que se quema en las calderas. Meza aseguró que los parámetros utilizados para mitigar el impacto ecológico son supervisados por el Ministerio del Ambiente (MAE). “El impacto es mucho menor al causado por las barcazas traídas durante la época de las emergencias eléctricas”.

Al sitio acudieron ayer representantes de las direcciones municipales de Medio Ambiente, Justicia y Vigilancia, y Gestión de Riesgos para reunirse con delegados de la Celec y de la comunidad.

Entre los primeros acuerdos, la Celec se comprometió a capacitar a los habitantes sobre las acciones por tomar en casos de emergencia. Jorge Rodríguez, vocero de la Alcaldía, acotó que el Municipio también hará seguimiento para comprobar que se cumplan los compromisos adquiridos. (I)