Sábado, 12 Noviembre 2016 00:00 Guayaquil

La última obra municipal en el sector fue hace 3 meses

Peatonales de Sauces VI, desatendidas por 30 años

Los desniveles y las grietas son parte de las características del Paseo 11, cerca de la av. Enrique de Grau.
Los desniveles y las grietas son parte de las características del Paseo 11, cerca de la av. Enrique de Grau. William Orellana / El Telégrafo

Los vecinos de las manzanas 304 y 259 optaron por hacer arreglos para prevenir los estragos en época de lluvias.

Redacción Guayaquil

Un letrero que describe la obra efectuada por el Municipio en peatonales de la ciudadela Sauces VI deja un poco de decepción en los habitantes de las manzanas 259 y 304 del mencionado sector.

Hace tres meses, el contratista municipal culminó el adoquinamiento a colores en el Paseo 18 NE que costó $ 18.920,88. Las labores se ejecutaron durante dos meses.

Con ello, la mayoría de las manzanas adyacentes a la av. Enrique de Grau Ruiz, a la altura de la Gabriel Roldós Garcés,  quedaron intervenidas con la regeneración urbana. Solo el Paseo 11, tras 30 años, no ha sido atendido.

Carlos Mejía, de la manzana 259,  habita en el lugar desde que entregaron las primeras casas en la década de 1970 y es testigo de los cambios en el sector. “La regeneración urbana fue lo último y más reciente”.

Desde el inicio, las peatonales eran, en buena parte, de tierra porque en medio de ellas se sembraron árboles que permanecen hasta la actualidad.

Las primeras lluvias fuertes que hubo en la zona revelaron la vulnerabilidad de las casas por la falta de canaletas. “Lo primero que hicimos fue levantar pequeños muros para evitar que el agua ingresara”.

Con el transcurso de los años, el paso del agua comenzó a desgastar el enlucido de la peatonal, y la humedad provocó grietas y desniveles.Eventualmente, el cemento comenzó a desaparecer y la tierra quedó descubierta.

Según Mario González, de la manzana 305, algunas peatonales, incluido el Paseo 11, fueron arregladas por iniciativa de los habitantes. Los trabajos incluyeron taponamiento de huecos, construcción de canaletas y, en el mejor de los casos, colocación de adoquines grises, “pero en poca cantidad”.

Las obras municipales en este ámbito comenzaron a llegar, desde 2002, con la administración del alcalde Jaime Nebot.

González no ocultó su decepción frente al hecho de que tras cerca de  una década de solicitar al Cabildo el arreglo del Paseo 11, esto no se haya concretado.

En el tramo que limita las manzanas 304, 305 y 306 se observan la desigualdad de los materiales y desniveles “producto de que cada vecino arregló solo la parte que correspondía a sus casas”.

Las viviendas también cuentan con muros de al menos 20 cm para evitar que ingrese agua en la época de lluvias, como en el solar 20 de la manzana 304.

En el mencionado inmueble habita Ana de Salazar, quien comentó que desde hace años han enviado oficios a la Alcaldía para arreglar el Paseo 11, pero no han recibido contestación.

Justo al pie de su casa, se ubica la peatonal que divide las manzanas 305 y 306, la cual fue una de las primeras del sector en ser intervenidas por la Alcaldía.

El tramo cuenta con adoquines de color gris. “Hay otros sitios con adoquines naranja y colores como mosaico... Cada uno en diferentes épocas, pero aquí, nada de nada”.

Durante los trabajos efectuados en el Paseo 18, los vecinos conversaron con los ingenieros responsables para exponer el problema.

Hilario Potes, de la manzana 305, comentó que se les informó que la obra, desarrollada entre julio y agosto pasados, fue solicitada por los habitantes más de un año. “Eso sí nos pareció injusto, porque nosotros llevamos más tiempo pidiéndolo”.

No obstante, la contratista ofreció exponer la situación ante el Cabildo, pero se indicó que los moradores deben hacer seguimiento de las solicitudes ingresadas.

Este diario intentó contactar a la Dirección de Obras Públicas del Municipio, a través de la secretaría del despacho, para conocer sobre las razones por las que la solicitud de los habitantes de la manzana 304 no ha sido contestada.

La persona encargada indicó que se debía enviar un correo electrónico a Jorge Berrezueta, quien es el  responsable del área. Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta a la misiva. (I)

DATOS

La primera etapa de la ciudadela Sauces se construyó desde 1970. Las primeras viviendas se entregaron entre 1979 y 1980 con una entrada de 80.000 sucres.

Las etapas 2, 3, 4, 5 y 6 de Sauces se edificaron durante la década de 1980, por medio de un programa de la Junta Nacional de la Vivienda (JNV), y fueron financiadas por el Banco Ecuatoriano de la Vivienda (BEV).

Este año, la Alcaldía entregó a la comunidad de Sauces VI una laguna artificial, construida a un costo aproximado de $ 1’561.000, ubicada en una superficie de 6.440 metros cuadrados entre las avenidas Antonio Parra Velasco y Presidente José Luis Tamayo.

Las peatonales intervenidas en el sector incluyen dos canales para que desfoguen las aguas lluvias.

Etiquetas:

ENLACE CORTO