Lunes, 19 Septiembre 2016 00:00 Guayaquil

Los residentes de guayaquil no conocen detalles de la normativa

Ordenanza para Urdesa no se socializó, según ediles

La avenida Víctor Emilio Estrada es la calle más concurrida de Urdesa por la cantidad de restaurantes.
La avenida Víctor Emilio Estrada es la calle más concurrida de Urdesa por la cantidad de restaurantes. Foto: William Orellana/El Telégrafo

Los concejales de PAIS-MCD afirman que el nuevo estatuto puede incidir en una baja de la actividad comercial.

Redacción Guayaquil

Los errores sobre las dimensiones exigidas de los parqueos y la falta de socialización fueron, entre otras, las principales razones por las que los concejales de alianza PAIS-MCD decidieron votar en contra de la ordenanza para regular el catastro del sector de Urdesa.

El estatuto, aprobado en la sesión del Concejo Cantonal del pasado 8 de septiembre, no estará en vigencia hasta mediados del siguiente mes para que los habitantes del sector conozcan las nuevas estipulaciones, dijo el alcalde Jaime Nebot.

El objetivo, según se expuso en el Salón de la Ciudad, es promover la apertura de negocios que no intensifiquen el tránsito vehicular. Los ediles Zaida Loayza, Lídice Aldás, Gustavo Navarro, Carlos Luis Morales y Cristian Salinas solicitaron el archivo de la ordenanza.

La edil Loayza comentó que hace pocos días mantuvieron una reunión con 70 personas aproximadamente (la mitad de ellas, propietarios de negocios).

En el encuentro se conoció que la Comisión de Ordenamiento Urbano, encargada de la elaboración de la ordenanza, no socializó con los habitantes del sector sobre los temas de las condiciones para catastrar un inmueble como residencial o comercial.

Al consultar sobre el particular, se informó a los concejales que sí hubo acercamientos con la comunidad, “pero no nos han mostrado una agenda o algo que respalde esa afirmación”.

En un documento de 102 páginas, al que tuvo acceso este diario, se detallan los 20 artículos de la ordenanza, así como las observaciones efectuadas por los ediles y la Comisión de Ordenamiento Urbano.

En el capítulo 4, de 6 artículos, se detallan especificaciones de los espacios destinados al estacionamiento de vehículos.

En el artículo 11, numeral 4, se establece que para “el cálculo de parqueos de los establecimientos de restaurantes, fuente de soda y cafetería, se considerará un parqueo para vehículo liviano por cada seis metros cuadrados (6 m2) del área de atención al público”.

El concejal Manuel Samaniego (Madera de Guerrero) sostuvo que entre los fundamentos de los nuevos requisitos estuvieron las denuncias sobre los problemas de parqueos causados por puestos que funcionan en la calle.

Sin embargo, la edil Lídice Aldás afirmó que las dimensiones son complejas de cumplir por la cantidad de negocios que funcionan en una misma cuadra, especialmente, a lo largo de la avenida Víctor Emilio Estrada.

Consecuentemente, muchos negocios terminarían cerrando porque “el espacio no les permitiría ajustarse a la ordenanza”.

Por ello, los ediles de PAIS-MCD propusieron al Municipio -en base a una sugerencia de los residentes- que expropie terrenos y construya una edificación para parqueos.
También queda pendiente la actualización del catastro. Hay casos en que locales comerciales pagan tributos bajo la figura de inmueble residencial.

Aldás considera que hay una responsabilidad compartida entre el Cabildo y la ciudadanía por permitir que las empresas y microempresas de Urdesa hayan funcionado sin acatar las ordenanzas. “Hubo mucha permisividad por parte del Municipio que derivó en el gran caos que intentan solucionar”.

Otra preocupación de los concejales de PAIS-MCD es que otros sectores similares a Urdesa terminen bajo condicionamientos similares.

Esta semana se prevé una reunión con el alcalde Nebot para exponer las propuestas planteadas por los residentes. (I)

DATOS

En 1955, la Urbanizadora del Salado S.A. (Urdesa) compra tres millones de metros cuadrados de la hacienda Mapasingue a la Junta de Beneficencia de Guayaquil por 15 millones de sucres.

En 1973 se crea la Acción Cívica y Cultural de Urdesa (Accur) como una alternativa para solucionar el colapso de la infraestructura de la ciudadela por el aumento indiscriminado de la población.

En febrero de 2010, la Alcaldía expide la ordenanza que norma los trámites de aprobación de las parcelaciones y desarrollos urbanísticos.

En 2011, la Accur propone al Municipio incorporar la calle Primera como parte de los corredores comerciales del sector. Hasta esa fecha solo había 7 de estas zonas para la actividad de empresas y microempresas.

Etiquetas:

ENLACE CORTO