4.200 toneladas diarias se recolectan en la urbe

Mal manejo de basura se agrava en 10 zonas

| 28 de Enero de 2017 - 00:00
La ciudad cuenta con 12 centros de acopio para receptar los desechos que no pueden ser recogidos por carros recolectores.
FOTO: Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Puerto Limpio exhorta a la ciudadanía a la clasificación de desechos.

La escena es recurrente a lo largo de  aproximadamente 6 km de la vía Perimetral, desde el segundo puente hasta la intersección con la vía a la Costa: montículos de desechos entre basura de origen domiciliario, escombros y llantas usadas.

El problema, con menos incidencia, también se repite en la vía a la Costa donde los habitantes de las urbanizaciones han denunciado que existen personas que dejan desperdicios hasta en la ciclovía.

A Gabriel Correa, de la urbanización Terranostra, le ha tocado ver como fundas de basura repletas son arrojadas desde vehículos “sin que alguna autoridad intervenga”.

Para el consorcio Puerto Limpio, encargado de la recolección y manejo de desechos, los sectores periféricos son algunos de los puntos críticos en los que la ciudadanía dispone mal de la basura. Entre ellas, Monte Sinaí, La Ladrillera, Janeth Toral, Sergio Toral,  Bastión Popular, Mucho Lote, Trinitaria, Mapasingue, Guasmo sur y parte del suburbio oeste.

El mayor problema en estas zonas es que las personas sacan la basura fuera del horario establecido y arrojan desechos plásticos y orgánicos, en calles, parterres y veredas.

Se estima que en la ciudad se recogen 4.200 toneladas diarias de desperdicios, de los cuales el 2% (100 toneladas) corresponde a lo que la gente tira cotidianamente en las vías urbanas.

En este problema, la labor de Puerto Limpio se limita -además de la recolección- a la difusión de campañas para reutilizar los desechos y derivar al Cabildo los casos de infracciones detectados.

El sistema del servicio, desde el inicio, fue diseñado por el Municipio a través de la Ordenanza que norma el manejo de los desechos sólidos no peligrosos.

Según Aguas, el Cabildo coordinó los horarios y frecuencias para la cobertura del servicio. El Gobierno seccional también ayudó en la potenciación de la flota recolectora que actualmente llega a las 100 unidades aproximadamente.

Otra de las gestiones es la implementación de 12 centros de acopio donde se receptan, durante todos los días del año, todo tipo de desechos de origen doméstico.

Los vehículos de Puerto Limpio no están en capacidad de disponer de desechos poco comunes como colchones, muebles viejos o artefactos electrónicos.

El sistema de compactación de los recolectores puede averiarse si los choferes intentan aplastar los objetos antes mencionados.

Con la campaña ‘Si clasificamos, todos ganamos’, Puerto Limpio exhorta a una correcta disposición de los desechos. Sin embargo, para el sociólogo Willington Paredes, la ciudad “no tiene una conciencia ecológica”.

Paredes explica que cada guayaquileño genera hasta 756 libras de desechos anualmente. Es decir, los 3’000.000 de habitantes del cantón son capaces de generar hasta 1’028.747 de toneladas de basura al año.

Puerto Limpio, por su parte, no descarta implementar nuevas acciones para mitigar la situación. (I)