Jueves, 14 Septiembre 2017 00:00 Guayaquil

En una semana iniciará el mantenimiento de los tablones dañados

Los senderos de la Isla Santay se cierran para los ciclistas

El material de las tablas es de madera con plástico, colocados en forma longitudinal, no apto para rodar bicicletas.
El material de las tablas es de madera con plástico, colocados en forma longitudinal, no apto para rodar bicicletas. Foto: Miguel Castro / EL TELÉGRAFO

La competencia para la reparación de la infraestructura pasará al Ministerio del Ambiente. Los nuevos estudios verificarán la resistencia del material usado.

Redacción Ciudadanía

Desde el pasado 17 de agosto están restringidos los recorridos en bicicleta por el sendero a la Isla Santay. Un letrero lo señala a la entrada hacia el puente peatonal que conecta el humedal con Guayaquil, ubicado en las calles El Oro y La Ría, al sur de la ciudad.

Aunque el aviso precisa que determinadas camineras se encuentran deterioradas, el paso a los transeúntes está abierto. No hay información adicional respecto al tipo de desperfectos que se presentan en la ruta a la ecoaldea.

La palabra “peligro” se lee a lo largo del camino de 2,6 kilómetros que va hacia el poblado. A esto se suma la elevada cantidad de tablas dañadas, además de las barandas rotas.

El riesgo se incrementa para las personas con discapacidad, quienes transitan en silla de ruedas por tramos donde hay orificios. A ello se suma que deben esquivar tablas semilevantadas e inseguras.

El deterioro del sendero ha bajado el flujo de visitantes en los quioscos instalados en la entrada a la ecoaldea. Por ello ahora cierran una hora antes.

Cuatro locales expenden platillos como tortillas de verde, sánduches, gaseosas, refrescos, naranjas y cocos helados. Los precios van desde  $ 0,25 hasta $ 3. El comedor de la ecoaldea expende secos de pollo y carne entre $ 4 y $ 5. Todos los negocios reportan bajas ventas.

Las camineras estarán reparadas en un plazo de entre 3 y 4 semanas, según el cronograma del Servicio de Contratación de Obras (Secob) durante una reunión en la Gobernación de Guayas en la que también participaron delegados de los ministerios del Ambiente (MAE) y Desarrollo Urbano Vivienda (Miduvi).

Así lo afirmó Nelson Zambrano, subsecretario de Gestión Marina y Costera de la primera cartera de Estado. Las labores en Santay arrancarán la semana siguiente.

El funcionario reveló que, una vez concluidos los trabajos del Secob, a través de la contratista, se iniciará un proceso para transferir la competencia del mantenimiento de la caminera al Miduvi y, posteriormente, al MAE.

Zambrano cuestionó el material usado en la infraestructura y sugirió realizar nuevos estudios para verificar la resistencia de los tablones a las condiciones ambientales y climatológicas del humedal de la isla, y que esté acorde para el tránsito peatonal y ciclista. (I)

La ruta hacia la ecoaldea tiene una distancia de 2,6 kilómetros. Las familias que ahí residen cruzan en bicicleta pese a la restricción de este vehículo. Foto: Miguel Castro / EL TELÉGRAFO

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa