Lunes, 21 Noviembre 2016 00:00 Guayaquil

Los escombros saturan las orillas de vías en Guayaquil

El sector Tres Bocas, en la vía Perimetral, es uno de los puntos usados para dejar pedazos de concreto.
El sector Tres Bocas, en la vía Perimetral, es uno de los puntos usados para dejar pedazos de concreto. Foto: José Morán / El Telégrafo

El trámite para el desalojo de materiales de construcción es largo. Empieza con una carta al director de la Dacmse.

Redacción Guayaquil

El desalojo irregular de desechos de construcción asfixia a Guayaquil. En la vía Perimetral desde el segundo puente hasta Tres Bocas, aparecen 6 lugares con montículos de cemento, bloques partidos, tejas, maderas.

Los desechos han sido arrojados a un costado de la calzada por lo que no entorpecen el tránsito. La misma imagen se repite a orillas de la vía a la Costa, donde las áreas verdes están saturadas de escombros.

Por los sectores mencionados pasan esteros, por lo que escombros terminan en esas entradas de mar.

En otros sectores, como Nueva Prosperina y Flor de Bastión, los materiales abandonados son un peligro mayor, las piedras se deslizan por pendientes hacia las casas de las zonas bajas.

Ernesto Merchán, de Nueva Prosperina, explicó que hasta hace unos años, el consorcio Puerto Limpio ayudaba en la tarea de traslado de este tipo de desechos. Desde diciembre de 2010, sin embargo, la ordenanza que norma su manejo establece que el Municipio coordina el traslado de los materiales que resulten de una demolición.

Según Merchán, solicitar el servicio es un trámite largo, por ello “muchos cogen el camino fácil”.

Para deshacerse de este tipo de basura, el ciudadano debe dirigir una carta a Gustavo Zúñiga, titular de la Dirección de Aseo Cantonal, Mercados y Servicios Especiales (Dacmse). En la misiva, se detalla ubicación y peso aproximado de los desechos, copia de la cédula de identidad, RUC, copia del permiso de construcción y tasa de trámite.

Además del rubro señalado, se cancela $ 7,35 por cada tonelada que se deseche en el relleno sanitario o las escombreras municipales.

El transporte corre por cuenta del usuario, caso contrario cancelará $ 18,35 por los vehículos municipales. El consorcio Puerto Limpio no  maneja estos desechos, dijo Karla Aguas, vocera de la entidad.

La disposición del Cabildo se debió al alto costo que representa este tipo de recolección, afirmó Gustavo Zúñiga, director de Aseo Cantonal.

El monto de la tasa ($ 2) resultó insuficiente para cubrir el acopio de estos desperdicios. “La persona o empresa que genere los desechos, tendrá que cancelar un valor de transportación y recolección”.

Si el caso lo requiere, se solicita apoyo a Puerto Limpio. Zúñiga puntualizó que solo previa disposición el consorcio podrá recoger los escombros. (I)

ENLACE CORTO