Lunes, 28 Agosto 2017 00:00 Guayaquil

El Municipio aún no descarta proyectos de movilización

Las ideas para transporte fluyen hacia el río Guayas

El Municipio desarrolla la construcción de muelles turísticos a lo largo del malecón Simón Bolívar.
El Municipio desarrolla la construcción de muelles turísticos a lo largo del malecón Simón Bolívar. Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Las propuestas para aprovechar el afluente son presentadas desde la década del 80, aunque no hay inversionistas.

Redacción Ciudadanía

La mirada está puesta en el río Guayas. Desde que el Municipio de Guayaquil anunció la construcción del sistema Aerovía que unirá el centro de la zona urbana con Durán, los proyectos del transporte pluvial diseñados por académicos y profesionales fueron desempolvados.

“Es la única cuenca hidrográfica para el lado del océano Pacífico desde Alaska (EE.UU.) hasta la Patagonia (Argentina), de allí que nuestro destino como ciudad es ser iguales a las grandes capitales de las cuencas hidrográficas del otro lado del Pacífico, como Singapur, Shanghái, Hong Kong”, describió el historiador Rodolfo Pérez Pimentel para una publicación.

Las ideas que han buscado impulsar al cantón para que compita internacionalmente con otros puertos han sido presentadas desde hace 4 décadas a la Alcaldía, afirmó la arquitecta Liliana Carbonell, quien hace casi un año participó en un foro ciudadano donde se expusieron alternativas para la movilización masiva.

Carbonell, egresada de la Universidad Católica de Guayaquil, explicó que a partir de una propuesta de transporte fluvial presentada en la década del 80, pensó en 3 tipos de embarcaciones que podrían acoplarse a las necesidades urbanas.

La primera de estas funciona con energía solar y tiene una capacidad para 60 personas. Según una página web de noticias navieras del grupo español Navega, existen 1.000 unidades de este tipo alrededor del mundo ofreciendo el servicio de taxi fluvial y ferry.

Otra alternativa es un catamarán que puede transportar a 149 personas y avanza a una velocidad de 50 km/h. La tercera alternativa es una embarcación para aproximadamente 400 personas. “Este último ejemplo lo vi en Brasil”.

Mientras que Hugo Tobar, politécnico y exarticulista de EL TELÉGRAFO, aseguró que el presidente León Febres-Cordero acogió una propuesta en 1985 -en la que participó- y apoyó a la Espol para realizar los estudios correspondientes.

Las investigaciones concluyeron que las embarcaciones debían ser de aluminio, de 35 toneladas de peso, 20 nudos de velocidad y una capacidad de 200 pasajeros.

A la fecha del estudio, este sistema transportaría 200.000 pasajeros diarios por 2 rutas: una que comprendía estaciones en Guayacanes, Atarazana, Terminal Terrestre,  calle Sucre, Multicomercio, Caraguay, Pradera y Guasmo Sur; y otra con estaciones en el puente 5 de Junio, Barcelona, Portete, Cisne (1 y 2) y Malvinas. Las rutas fueron denominadas Ríos y Esteros, respectivamente, citó Tobar.

Sin embargo, cuando la idea pasó al Ministerio de Obras Públicas durante el régimen de Rodrigo Borja, en 1989, se implementaron naves pesadas de más de 90 toneladas, de 8 nudos de velocidad y unos terminales inadecuados, así que el sistema no funcionó.

En una entrevista para diario Expreso, Tobar criticó que el Cabildo no aproveche el río Guayas como alternativa de movilización de pasajeros. La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) le respondió al politécnico, a través de una publicación, que primero debía demostrar que esta modalidad puede competir, en costos, con el sistema Metrovía y el transporte urbano.

Por su parte, el vocero del Municipio, Jorge Rodríguez, mostró una actitud más conciliadora que la ATM al afirmar que, pese a que no existen nuevos estudios, aún hay posibilidades de implementar el transporte fluvial.

Acotó que para implementar el proyecto, necesariamente se requiere inversión privada o del Gobierno. “Creemos que en este momento eso es un poco complicado, pero el Municipio está abierto”.

En las redes sociales, los usuarios  solicitan que el tema sea visto más allá del tema económico, ya que el sistema de transporte fluvial puede ser aprovechado no solo como alternativa turística.

Las ideas y propuestas no faltan, sin embargo, lo único que no aparece es una entidad gubernamental o empresa que decida aprovechar aún más la ría. (I)

DATOS

A mediados del siglo XIX (1860), la isla Puná fue uno de los principales balnearios de Guayaquil y, posteriormente, fue reemplazado por los paseos a Posorja y Puerto El Morro desde inicios del siglo XX.

En 1990 se implementaron lanchas para transportar a personas de Guayaquil a Durán, las que atracaban en el muelle frente a la Terminal Terrestre.

En julio de 2015, el Ministerio de Turismo implementó una ruta fluvial que integraba muelles ubicados en el malecón Simón Bolívar, isla Santay, Parque Histórico y el ferrocarril de Durán.

El mes pasado, el Municipio de Guayaquil firmó un convenio con la Empresa Pública Astilleros Navales Ecuatorianos (Astinave) para la construcción de muelles turísticos, en el Malecón 2000. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa