Sábado, 26 Noviembre 2016 00:00 Guayaquil

El personaje

"La reina absoluta de los corviches"

"La reina absoluta de los corviches"

Rossy Mendoza, comerciante

Redacción País Adentro

La historia de Rosy Mendoza está emparentada con el trabajo y el tesón. Esta mujer de 47 años, madre de 4 hijos y habitante de la Prosperina, ha demostrado que con un poco de ingenio y ganas de salir adelante en el país se puede progresar. Hace 5 años decidió ayudar a su esposo. “El dinero que él ganaba no nos alcanzaba. Comencé vendiendo bollos por las calles de la ciudad. Pero caminaba más de 100 cuadras. Un día decidí tener un local improvisado de corviches, empanadas y jugo de naranja en la avenida Juan Tanca Marengo y el 2° Pasaje 32, frente al Liceo Cristiano”.

Cuando empezó el negocio no tenía muchos clientes hasta que los estudiantes del colegio antes mencionado empezaron a comprar los corviches. “Le siguieron los del Francisco Huerta Rendón y hasta los del Espiritu Santo, ambos cerca del lugar”, recuerda Atilio Ramírez, un guardia de seguridad que también es uno de sus comensales.

Trabaja de lunes a viernes desde las 12:00 hasta las 19:30. Los sábados y domingos se dedica a comprar los ingredientes necesarios para los corviches.

La preparación tarda de 5 a 6 horas. Invierte por semana $ 150 y obtiene como ganancia diaria $ 50. Los alumnos del colegio Liceo Cristiano la apodan ‘tía Rosy’.

Su hija Carla Zambrano, de 23 años, es quien la ayuda a preparar los corviches y las empanadas. Para ella el trabajo que realiza su madre tiene enorme valor. “Se trata de una actividad digna con la que nos ha mantenido y nos ha dado estudios. Con el dinero de las ventas compró electrodomésticos para la casa. Ahora reunimos dinero para comprarnos una camioneta y ahorramos $ 8 en flete”.

Eliseo Soriano, le compra corviches a Mendoza desde hace 4 años. Para él se trata de una mujer muy trabajadora y esforzada. “La veo cada mañana llegar con sus productos y sé el esfuerzo que hace todos los días”. (I)

ENLACE CORTO