Jueves, 15 Diciembre 2016 00:00 Guayaquil

Los vecinos del adulto mayor lo consideran un hombre esforzado

José, el zapatero de Flor de Bastión

José, el zapatero de Flor de Bastión
Foto: El Telégrafo
Gisella Zambrano. Estudiante de Facso

En la Flor de Bastión, bloque 15, frente a la iglesia Virgen de Monserrate, vive José Luis Suárez Guerrero, hombre que se dedica a arreglar zapatos hace 28 años.

‘Don Suárez’, conocido así por sus vecinos, nació en Guayaquil el 6 de diciembre de 1937; hace 32 años habita en este populoso sector. Su oficio es coser zapatos a mano.

Con agujeta e hilo este hombre trabaja en su local desde las 07:00 hasta las 18:00.

Su labor, de 11 horas, le deja de ganancia entre $ 5 y $ 10 al día. Durante una semana repara entre 20 y 30 pares de zapatos.

Suárez ejerce este oficio desde que se quedó  sin empleo. “Como soy una persona adulta decidí dedicarme a la zapatería. Además, no necesitaba invertir mucho dinero para montar mi taller”.

Suárez enviudó hace 19 años y sus hijos lo abandonaron. Tuvo 2 casas, una en el Suburbio y otra en Flor de Bastión, pero la vivienda del Suburbio pasó a manos de sus hijos. Desde la muerte de su esposa no sabe nada de ellos.

Maira Bermeo dice que Suárez es un hombre trabajador, honrado y, sobre todo, ejemplo de superación. “Aun a su edad siempre tiene una sonrisa para sus clientes. Su trabajo está garantizado”. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Miércoles, 14 Diciembre 2016 16:13

Banner

Últimas noticias

En las redes

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa