Miércoles, 12 Octubre 2016 00:00 Guayaquil

Los usuarios creen que por ser época de campaña no se controla el lugar

Informales se toman paso peatonal

Redacción Ciudadanía

La presencia de vendedores informales en el paso peatonal que une la Terminal Terrestre de Guayaquil con la Terminal Río Daule, es cada vez mayor y motivo de quejas.

Usuarios que utilizan el mencionado puente denuncian que, desde  temprano en la mañana, los vendedores se instalan en las zonas peatonales y dificultan el tránsito.

Según Hilario Benavides, muchos de ellos, incluso, expenden productos de dudosa procedencia. “Aquí no solo trabajan vendedores o comerciantes de productos legales, como carameleros o refresqueros, sino también vendedores de celulares de segunda mano”.

Benavides asegura que si no fuera tiempo de campaña ya los metropolitanos los hubieran sacado, “pero como no les conviene, los dejan, pero eso molesta a la ciudadanía que transita por allí”.

Un recorrido por el citado lugar permitió observar que a lo largo del puente hay desde vendedores de mote con habas, de ungüentos que curan todas las dolencias, voceadores de periódicos, personas que ofrecen carteras u otros productos de cuero, hasta quienes ofrecen recargas o venden Quaker en botellas.

María Vargas -otra usuaria del terminal urbano- considera que “todas las personas tienen derecho a trabajar, pero en forma ordenada, no como les da la gana. No dejan ni caminar”.

Otra situación que es motivo de malestar es la presencia de indigentes y personas que piden caridad utilizando a menores de edad.

Vargas asegura que los vendedores suben al puente porque en las afueras de la Terminal Terrestre ya no hay espacio, debido a que allí “se encuentra de todo”. (I)   

ENLACE CORTO