Incendio obligó a evacuar un edificio de departamentos en el centro de Guayaquil

- 15 de Septiembre de 2017 - 06:12
Los bomberos utilizaron carros escalera para arrojar agua desde lo alto. El incendio no dejó heridos.
Foto Juan Carlos Holguín / El Telégrafo

Un incendio de grandes dimensiones se presentó, la madrugada de este viernes, en un edificio del centro de Guayaquil. Elementos del Cuerpo de Bomberos (CBG) evacuaron el lugar y sofocaron las llamas por aproximadamente tres horas.

La emergencia fue reportada cerca de las 00:40 en las calles Lorenzo de Garaycoa y Manuel Galecio, en una edificación de cuatro pisos de construcción mixta. Según testigos, el fuego habría comenzado en la terraza y se propagó rápidamente a los pisos inferiores.

Carlos Barrera, inquilino en la planta baja del lugar, relató a EL TELÉGRAFO que “estaba dormido cuando alguien en la calle comenzó a gritar que se quemaba el edificio. Entonces con mi papá salimos de una. No alcanzamos a sacar nada”.

El pánico se apoderó de los moradores del edificio y de los vecinos del barrio, ya que las grandes llamaradas se apreciaban a varias cuadras de distancia. Los inquilinos evacuaron la construcción, por lo que cuando llegaron los bomberos, minutos después, ya todos habían salido. “A la dueña la bajaron cargada porque ella tiene como 80 años y por la edad ya casi no puede caminar”, señaló Barrera.

La magnitud del incendio hizo que se declarara la alarma 3 (máxima). El Cuerpo de Bomberos informó en su Twitter oficial (@BomberosGYE) que se movilizaron aproximadamente 150 hombres y mujeres y 30 unidades, entre ellas cinco ambulancias y el camión Bronko, para llegar hasta lo más alto. Se trabajó en dos frentes, arrojando agua desde las calles Lorenzo de Garaycoa y la Juan P. Arenas Lavayen.

En medio del caos, los elementos bomberiles rescataron a cinco cachorros que se encontraban en la planta baja. Los perritos, mojados y tiritando de frío, fueron abrigados y a uno se le suministró oxígeno. Luego los entregaron a una vecina para que los cuidara hasta la mañana, cuando serían devueltos a su dueño que, según los moradores, sería un inquilino del edificio.

Aproximadamente a las 03:00 la emergencia fue controlada. No hubo heridos ni víctimas que lamentar. El coronel Polo Terán, subjefe del CBG, explicó que se tuvo que recorrer la edificación con cautela pues la estructura estaba sentida por la acción de las llamas. Se esperará para realizar una revisión de la edificación y establecer si todavía es habitable. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: