Miércoles, 02 Noviembre 2016 00:00 Guayaquil

8 motobombas y un helicóptero de la Policía intervinieron en el sitio

Incendio consume 6 hectáreas en Cerro Azul

Desde diferentes puntos del norte de la ciudad se observó la magnitud del incendio forestal.
Desde diferentes puntos del norte de la ciudad se observó la magnitud del incendio forestal. Foto: William Orellana / El Telégrafo

El fuego se inició a las 12:00, según el ECU 911. Hasta las 17:00 los bomberos trataban de controlar las llamas.

Redacción Guayaquil

Un incendio forestal causó preocupación a los habitantes del sector noroeste de Guayaquil. El fuego se inició en las laderas de Cerro Azul, cerca de la ciudadela Los Ceibos, aproximadamente a las 12:00 y hasta las 17:00 el personal del Cuerpo de Bomberos aún trataba de apagar el fuego.

Funcionarios de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos informaron que, debido a la magnitud, la emergencia se elevó a alarma 3. Desde las 12:00, las cámaras de videovigilancia del ECU 911 Samborondón captaron la columna de humo que ascendía desde el cerro Mapasingue, ubicado en la avenida Perimetral, sentido norte-sur.

Las llamas se originaron en una zona de propiedad privada, informó uno de los guardias del lugar que omitió su identidad. Sin embargo, explicó que cerca del mediodía observó que desde lo alto del cerro  se elevaba una columna de humo cerca de una zona de canteras.

De inmediato se expandió, a su criterio, por el intenso sol que caía sobre la ciudad a esa hora; el humo y las llamas avanzaban con dirección sur-norte de la ladera hasta la parte baja, lo que les causó preocupación, ya que estaba a pocos metros de la vía Perimetral. “Los bomberos llegaron a los 20 minutos de haber comenzado el incendio”, sostuvo el testigo.

Recordó que el año pasado, por esta fecha ocurrió un incendio en el mismo sector, sin embargo no se extendió tanto como el de ayer.

En efecto, al sitio se trasladaron elementos del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, del Ministerio de Salud Pública (MSP), de la  Policía Nacional y del Ministerio del Ambiente.

Miembros del Cuerpo de Bomberos llegaron a los 20 minutos de iniciado el incendio. Hasta las 17:00 todavía trataban de controlar el fuego. Foto: William Orellana/El Telégrafo

El personal de bomberos confirmó que, en efecto, se trataba de un incendio de gran magnitud por la quema de maleza y árboles, por lo cual fue necesario el apoyo de unidades especializadas de la División Forestal de Bomberos.

Laboraron cerca de 200 miembros del Cuerpo de Bomberos, con el apoyo de 8 motobombas; además se sumó un helicóptero de la Policía Nacional, equipado con un sistema de control de incendio denominado bambi bucket, que descarga agua para sofocar las llamas.  

Además, por precaución el personal de bomberos evacuó a las personas que se encontraban en ese momento en el campamento de la empresa Telconet, cerca de la zona del siniestro.

Asimismo, para precautelar la integridad de los ciudadanos y conductores que transitaban por la vía Perimetral, miembros de la Policía procuraban que los vehículos no se acercaran demasiado al carril próximo al cerro. La circulación no se restringió en la zona, pese a que algunos curiosos se detenían para contemplar las columnas de humo.

Cerca de las 14:00, cuando la situación no estaba controlada hubo cierta preocupación por parte del personal bomberil, ya que se les había agotado las reservas de agua, por lo que solicitaron apoyo de más unidades, con la finalidad de unirse al operativo que se extendió durante la tarde. Hasta el cierre de la edición todavía se luchaba por apagar las llamas.  

Mientras tanto, miembros del Ministerio del Ambiente se encontraban equipados con sistemas matafuegos, en caso de que el incendio llegara a la parte baja, donde había gran cantidad de maleza.

Desde varios puntos de la ciudad era visible el humo que se elevaba en diferentes columnas; se pensó incluso que las llamas llegarían hasta cerca de terrenos de la Espol, pero eso no ocurrió. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa