El Cristo gigante en El Cisne 2 se inauguró con música y plegarias

- 17 de diciembre de 2016 - 11:02
En El Cisne 2 el Cristo del Consuelo fue puesto junto a su ‘hermano mayor’.
Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

Los rayos solares todavía no iluminaban las calles cuando la iglesia del Cristo del Consuelo empezó a llenarse de feligreses. Algunos estaban desde la madrugada, como Carmen Ruiz, de 50 años, quien vive en el sector y llegó a las 04:00. Cuando comenzó la ceremonia, a las 06:00, el tradicional templo guayaquileño, ubicado en Lizardo García y la A, ya estaba abarrotado de personas que se preparaban para el peregrinaje de 2,5 kilómetros.

Una hora después, con la música de las bandas de la Academia Naval Altamar y de la Policía Metropolitana, la multitud levantó la estatua del Cristo del Consuelo, la misma que cada Viernes Santo acompaña la procesión que congrega a cientos de miles de ciudadanos de todo el país. Esta vez su destino era el parque de El Cisne 2, donde la mañana de este sábado 17 de diciembre se realizó la inauguración del monumento gigante del Cristo del Consuelo.

El coro “Cristo del Consuelo, Cristo de mi amor, ven cura la herida de mi corazón” era entonado por hombres y mujeres de todas las edades. Nora Coello, de 64 años, iba junto a familiares y amigos. Ella vive en la 11 y Callejón Parra y cada año participa en la procesión de Semana Santa. Por eso, cuando supo que iba a realizarse la caminata, no dudó en asistir.

La procesión congregó a cerca de 2.000 personas, quienes bajo un intenso sol recorrieron las 31 cuadras que separan la iglesia del parque. Los vendedores ambulantes ofrecieron desde agua (que fue la más solicitada debido al calor) hasta figuras religiosas, pasando por helados, sombreros y comida. Mariana Zambrano se incorporó a la procesión a la altura del puente de la A para vender agua y afirmó que tuvo bastante demanda.

En El Cisne 2 el Cristo del Consuelo fue puesto junto a su ‘hermano mayor’. Marianita Flores viajó desde Machala para asistir a la ceremonia y con su hermana, Isabel, quien vive en Guayaquil, no dudaron en bailar con la canción ‘Como las águilas’. “La escultura está muy bonita, vendré a menudo”, indicó Isabel.

Monseñor Luis Cabrera, arzobispo de Guayaquil, bendijo el monumento de 15 metros de altura. El alcalde de la urbe, Jaime Nebot, señaló en su discurso que el Cristo gigante promoverá el turismo en el sector. El acto culminó a las 11:00. (I)

Cruz Roja atendió a 10 personas afectadas por el intenso calor

El coronel de Policía Julio César Navarro señaló que se asignaron 2 oficiales superiores, 5 oficiales subalternos y 130 clases y policías para custodiar la procesión, que terminó sin novedades en el orden público.

Por su parte, el coronel Wilson Noboa, de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), indicó que la institución asignó 120 efectivos, 10 patrulleros y 8 motos para el evento.

Las calles aledañas fueron cerradas de forma paulatina a medida que avanzaba la procesión. Además, se contó con apoyo de las FF.AA. y Bomberos de Guayaquil, así como la vigilancia del ECU-911 a través de sus cámaras. El doctor José Vásquez, de la Cruz Roja, señaló que el clima afectó y se registraron unos 10 pacientes con hipertensión y desmayos.

Hilda Acosta, gerente de Áreas Esenciales del organismo de socorro, dijo que hubo 60 voluntarios y 3 carpas a lo largo del trayecto. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: