Los representantes de artistas locales denuncian discriminación por parte del municipio

En el norte de Guayaquil, los circos son recordados también por el caos

- 30 de septiembre de 2017 - 00:00
Los habitantes de Mucho Lote y La Garzota afirman que la presencia de las carpas provoca molestias. En Acuarela del Río no se ha registrado quejas.
Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Los habitantes de Mucho Lote y La Garzota afirman que la presencia de las carpas provoca molestias. En Acuarela del Río no se ha registrado quejas.

La ausencia se notó desde julio pasado. Los habitantes de la etapa 6 de Mucho Lote 1, en el norte de Guayaquil, estaban acostumbrados a que en un enorme terreno baldío adyacente se instalen circos desde hace 7 años.

Estos espacios de esparcimiento tampoco llegarán para las fiestas octubrinas. Durante esta semana, representantes de la Asociación de Artistas Circenses Profesionales de Ecuador  (Acirpe) denunciaron que el Municipio de Guayaquil no quiere otorgar permisos de funcionamiento a empresas nacionales, lo que fue negado por los funcionarios del Cabildo.

Los dueños de las tradicionales carpas aseguran que cumplen con los requerimientos de las autoridades. Sin embargo, la mayoría de los habitantes de las zonas aledañas tienen una opinión diferente.

En la etapa 6 de Mucho Lote, Marisol Contreras, de la manzana 2650, comentó que con la presencia de los circos se reducía el espacio en el que podían transitar los vehículos y peatones. “Los carros se parqueaban hasta en doble fila y no había control para los vendedores”.

Hasta donde conocen los habitantes del sector, una franquicia extranjera, dueña del predio mencionado, no cumplió con el requisito de colocar sistemas antiincendios, fue multada y procedió a arreglar el terreno con adoquines para otros fines comerciales.

En otro ejemplo, en la ciudadela La Garzota, en la avenida Isidro Ayora, si bien los habitantes ven extraño que no haya una carpa instalada cerca del centro ferretero Mega Kywi (antiguo Santa Isabel), tampoco tienen razones para reclamar sobre los controles municipales.

Por el sitio han pasado franquicias nacionales de reconocidos personajes como La Vecina, La Pareja Feliz, Combo Amarillo, entre otras. “Todos, en algún momento, han tenido problemas con el Cabildo”, afirmó Henry Palma, quien habita la zona desde hace 15 años.

Entre los incumplimientos sancionados por la Dirección de Justicia y Vigilancia de la Alcaldía están la colocación inadecuada de rótulos publicitarios, así como la falta de permisos y certificados del Cuerpo de Bomberos y del Colegio de Ingenieros Mecánicos.

Palma comentó que no se opone a la presencia de los circos. “Lamentablemente, tampoco han mostrado garantías para guardar el orden y la seguridad del sector”.

Mientras que en la ciudadela Acuarela del Río, diagonal a la Terminal Terrestre, los moradores consultados afirman no sentirse incomodados por la presencia de las carpas cirqueras.

Amanda Mosquera, residente del lugar por 5 años, afirmó que el predio utilizado cuenta con el suficiente espacio para parqueos. “No hay mucha afectación al tránsito, de hecho, muy pocos carros pasan por aquí”, dijo.

Jorge Rodríguez, vocero del Municipio, comentó que la Acirpe solicita más apertura en Guayaquil y otras localidades del país. “Nosotros no estamos negando espacios pero sí estamos exigiendo que se cumplan las ordenanzas”.

Pedro Calvache, presidente de Acirpe, afirmó que las restricciones municipales afectan a alrededor de 1.000 familias.

No descartó acudir a otras instancias gubernamentales en caso de que el Cabildo no otorgue los permisos de funcionamiento. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: