Sábado, 21 Enero 2017 00:00 Guayaquil

Según el Municipio, el 92% de Guayaquil tiene cobertura del servicio

En el Guasmo las aguas servidas caen en el estero

Viviendas ubicadas al pie del estero Cobina descargan directamente los desechos líquidos sobre el espejo de agua.
Viviendas ubicadas al pie del estero Cobina descargan directamente los desechos líquidos sobre el espejo de agua. Foto: William Orellana / El Telégrafo

Las cooperativas Derecho de los Pobres y Pablo Neruda están asentadas cerca de canales y ramales del Salado.

Redacción Guayaquil

Las familias de las cooperativas Derecho de los Pobres y Pablo Neruda, en el Guasmo Sur, mantienen deficiencias de alcantarillado sanitario desde hace 4 décadas.

No muy lejos de estos sectores, en Las Esclusas, el Municipio de Guayaquil construye una planta para tratamiento de aguas residuales que receptará las recargas de aproximadamente un millón de habitantes del sur de la ciudad (Suburbio Oeste, Isla Trinitaria, Guasmo, entre otros).

Por ello, para los habitantes de las cooperativas mencionadas, es básico que Interagua verifique que todos los domicilios de la zona estén conectados a la red sanitaria.

En el caso de Derecho de los Pobres, hay una zanja en la que circulan desechos líquidos de origen doméstico.

Mauro Suárez habita en este lugar, en la manzana 35, desde que se estableció como asentamiento popular, “cuando todo era lodo”. Para acceder a su vivienda, improvisó un puente con caña guadúa y algo de madera. Sus vecinos procedieron de igual forma.

El servicio de agua potable llega a través de una delgada tubería de plástico, de color azul, que bordea el puente para evitar el contacto con el agua residual que circula casi tres metros más abajo del nivel de las casas.

Algunos de los domicilios están conectados a la red de alcantarillado mientras que otros descargan directamente en la zanja.

Suárez aspira a que Interagua se decida a construir un ducto cajón como ocurrió en sectores aledaños. “Sería la única solución para terminar con esta pestilencia”.

Los habitantes afirman que la concesionaria viene ofreciendo una solución desde hace 5 años, pero no ha cumplido.

Hasta el último trimestre del año pasado, el Cabildo sostuvo que el 92% de la ciudad contaba con alcantarillado sanitario y, para alcanzar el 100%, se comprometió a ejecutar obras en 13 parroquias urbanas. En este plan, además de la planta en Las Esclusas, se incluyó la rehabilitación integral del alcantarillado sanitario del Suburbio Oeste, mediante técnica robótica, sin perforar el pavimento y sin zanjas, para mejorar el servicio a 325 mil habitantes.

Sin embargo, en el sur de la ciudad aún no se corrigen las deficiencias en la red. Es el caso de la cooperativa Pablo Neruda, ubicada al pie del estero Cobina.

Hacia el lado oeste del sector hay un pequeño ramal en donde el agua aparece de un tono verdoso y con hedor penetrante.

Desde la orilla que bordea la cooperativa se observan las casas que descargan directamente los desechos líquidos en el espejo de agua.

El problema es fácilmente detectable en las riberas de los esteros Salado, Mogollón, Del Muerto, Cobina y Puerto Lisa, donde habitan aproximadamente 34 mil familias.
José Luis Peña, de 36 años, morador de la cooperativa Pablo Neruda desde hace tres décadas, admite que existe muy poca preocupación por el daño ambiental por parte de sus vecinos.

En el sector, la red de alcantarillado llegó desde hace casi una década, pero no todos los domicilios están conectados. Peña se queja de que este proceso cuesta aproximadamente $ 200, lo que está fuera de su alcance.

Cuenta que ha pedido apoyo a Interagua para que le realice la conexión y pagar el costo “en cuotas en las planillas”.

Desde el jueves, este Diario solicitó a Interagua, a través de varios medios, información sobre las redes de alcantarillado sanitario de las cooperativas Derecho de los Pobres y Pablo Neruda, del Guasmo Sur y los controles que se efectúan en las zonas, pero hasta el cierre de esta edición no se recibió ninguna respuesta. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

En las redes

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa