Viernes, 30 Septiembre 2016 00:00 Guayaquil

Una ordenanza de 2001 regula la vestimenta en parques y plazas

El espacio público no puede ser fotografiado en Guayaquil

El espacio público no puede ser fotografiado en Guayaquil

Un ciudadano describió en Twitter el acoso de guardias en el Malecón Simón Bolívar. Hubo rechazo en redes sociales.

Redacción Guayaquil

La situación no es nueva para los miembros de medios de comunicación que visitan los parques, malecones y zona regenerada del cerro Santa Ana: restricciones para tomar fotografías.

El personal de seguridad asignado a estas áreas acostumbra a impedir la labor periodística si no se cuenta con una autorización del Municipio de Guayaquil.

Pero hace pocos días esta situación también alcanzó a Julio Jalón, miembro de la División Rural del Cuerpo de Bomberos, que intentó sacar una foto a su familia durante un paseo nocturno en el Malecón Simón Bolívar.

Según describe en su cuenta de Twitter, en el momento que tomaba la gráfica, dos guardias se le acercaron y le dijeron que, como tenía cámara profesional, no podía tomar fotos. “Cercaron a mi familia. ¡Qué desagradable momento!”.

El hecho generó rechazo en las redes sociales por parte de otros ciudadanos, quienes criticaron las restricciones impuestas por el Cabildo en espacios que, se supone, son públicos.

Las prohibiciones en las áreas turísticas regeneradas llevan varios años. Existe un reglamento interno que norma los usos, las actividades y el mantenimiento de las instalaciones dentro del área del plan de regeneración urbana del cerro Santa Ana, aprobado en 2001 durante la primera administración del alcalde Jaime Nebot.

En el artículo 9, capítulo IV, sobre las áreas de uso público, se prohíbe: “Mantenerse o deambular con vestimentas que atenten al decoro y buenas costumbres...”.

Sin embargo, no existe una ordenanza o reglamento que cite, expresamente, que se requiere permiso municipal para tomar fotografías.

Los guardias metropolitanos, no obstante, impiden captar fotos en el malecón, en las escaleras y en el faro del cerro Santa Ana; y en ocasiones, en el parque España, ubicado en el sur de la ciudad.

Un caso similar ocurre en los pasos peatonales y en la aldea de la isla Santay, regentada por el Ministerio del Ambiente.

En ese sitio los guardias de seguridad no permiten el ingreso de personas con cámaras profesionales y cuando lo hacen alguien los escolta. La Fundación Malecón 2000 reconoció ayer que no existe regulación que prohíba el uso de cámaras en ninguno de los malecones de la ciudad. Ofreció mejorar el servicio. (I)

Esta es la respuesta que nos dio la Fundación Malecón 2000

ENLACE CORTO

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa