Viernes, 20 Enero 2017 23:46 Guayaquil

El personaje

"El buen emprendedor debe hacer que su negocio crezca"

"El buen emprendedor debe hacer que su negocio crezca"

Sergio Danilo Antepara Rosero, propietario de 'Danilo picantería'

Moises Aveiga

El negocio lo inició su padre hace 40 años. Empezó vendiendo bollos, cazuela y guatita en un quiosco en la esquina de Ambato y Colombia. Pero la insistencia de sus comensales hizo que también venda encebollados. Y no es para menos, reconoce su hijo, Sergio Antepara, de 33 años, si en Guayaquil lo que más se come en la mañana es este tradicional plato.

Hace 12 años su padre decidió retirarse del negocio. Cuenta que al principio como no tenía vehículo se transportaban en carros de alquiler hasta el mercado Caraguay. “Algunas veces los productos se mojaban y hasta fueron asaltados. Eso nos sirvió para fortalecernos y perder el miedo”.

Al principio el local se llamaba Mayrita, nombre de la hermana mayor de Sergio, pero como ella no estaba vinculada a la actividad decidieron ponerle el nombre de quien le daba vida al negocio, Danilo.

La unión familiar ha sido el principal motor de este negocio y eso ha generado un buen ambiente laboral.

Rosa Rosero, madre de Danilo, quien está a cargo de la picantería, es quien se encarga de cobrar.

Jorge Luis Vera, de 40 años, lleva 27 trabajando en la picantería. Inició cuando era niño y luego de años de trabajo decidió quedarse.

Para Roberto Lozada, un cliente que tiene más de 15 años visitando el lugar, el restaurante ofrece variedad al consumidor. Si bien el encebollado es el plato fuerte en las mañanas guayaquileñas, aquí se ofertan bollos, cazuelas, sudado de pescado y otras variedades marineras. Pero lo que sobresale es el ambiente familiar y el buen trato al cliente. (I)

ENLACE CORTO