El Municipio defiende la competencia en un tramo de la arteria

"El 19 entramos a la vía Perimetral": Jaime Nebot

| 02 de Septiembre de 2017 - 00:00
La vía fue intervenida con obras de pavimentación y ampliación, con recursos entregados por el Estado.
FOTO: Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

Conductores y peatones evalúan los estilos de control de la CTE y la ATM. Las entidades tienen un desacuerdo.

La mayor parte del día, el km 26 de la vía Perimetral, más conocida como la Entrada de la 8, tiene un gran movimiento de vehículos y peatones que utilizan el punto para dirigirse hacia sectores comerciales del norte y centro de la ciudad.

El flujo de carros, especialmente durante las horas pico, genera atascos constantes. En un viernes por la mañana, agentes de dos entidades monitorean el conflictivo punto, a pie y en camioneta: la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) y la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM).

Durante la semana, ambas instituciones han defendido su competencia sobre esta arteria periférica de Guayaquil. Mientras la CTE afirma que es parte de la red vial estatal, la ATM sostiene que dicho tramo es competencia del Municipio de Guayaquil, desde 2006.

En este intercambio de argumentos, la ciudadanía también tiene sus observaciones y preferencias respecto a la labor que realizan las mencionadas entidades. Los criterios están divididos, hay quienes se inclinan por un determinado sistema de vigilancia, mientras que a otros les provoca indiferencia.

Moisés Muñoz ofrece el servicio de taxi informal y se estaciona cerca de la Entrada de la 8 para trabajar. Sus principales clientes son las personas que se dirigen a sus puestos de trabajo en los comercios ubicados en la av. Casuarina.

Al ser consultado sobre el desacuerdo entre la CTE y la ATM, expresó que le importa muy poco quién controla el tránsito “mientras nos den alternativas para trabajar”.

El hecho de que su actividad esté al margen de la ley, le ha ocasionado inconvenientes con agentes de ambas entidades. Cuenta que ha escuchado historias sobre el personal de la CTE que “permite la presencia de taxis y camionetas para fletes”, aún no ha tenido ninguna experiencia en la que le hayan pedido dinero.

Pese a los cuestionamientos que históricamente enfrentan los agentes de la CTE, hay quienes prefieren su trabajo al de la ATM. Por ejemplo, Miguel Quimí, de la cooperativa Balerio Estacio, justifica su preferencia porque considera que la entidad nacional monitorea el tránsito de manera presencial.

El ciudadano no rechaza las herramientas tecnológicas como parte de la vigilancia. “Pero no todo puede ser resuelto con fotorradares, es mejor que esté presente un agente para controlar, sancionar e, incluso, atender más rápidamente alguna emergencia”. No obstante, considera que no existe una diferencia notoria entre las prácticas de la tropa de las entidades mencionadas. “Yo percibo que trabajan igual”.

Otros, en cambio, estiman que la ATM podría implementar un mejor sistema de control para los tramos habitados en la vía Perimetral, especialmente, donde se ubican los pasos peatonales.

Leoncio Quiroz, habitante de Monte Sinaí, señala que las herramientas usadas por la institución municipal muestran ser más efectivas al momento de emitir una multa. Cree que los conductores, al realizar  el trámite de pago o impugnación de las sanciones, “poco a poco dejan las malas costumbres al conducir para no tener que pasar por la misma situación en las oficinas de la ATM”.

Considera que el control con cámaras de lo que ocurre a lo largo de esta arteria vial también incidirá en el cambio de prácticas de los peatones. “Ya es hora de que comiencen a sancionar también a los peatones imprudentes que no usan los pasos elevados”. Al ser consultado sobre las diferencias entre la CTE y ATM, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, explica que la entidad municipal es la que tiene competencia de la vía desde octubre de 2006.

Detalló que en ese mes se solicitó la administración del tramo comprendido entre la av. 25 de Julio y el puente Vicente Rocafuerte que conecta la ciudad con el vecino cantón Daule. Para ello, indica, el Gobierno Nacional transfirió los recursos necesarios para arreglar la vía. “Por lo menos, en Guayaquil, nosotros tenemos la competencia, si en el tramo de Daule y Samborondón no se ha dado el traspaso como se dio acá, la situación sería distinta”.

Las obras incluyeron el mejoramiento del pavimento y la ampliación de los carriles de servicio. Nebot solicitó a la ATM que “con parte o sin parte, el día 19 (de septiembre) entramos a la vía”. (I)