Lunes, 10 Octubre 2016 00:00 Guayaquil

Al son de la lira y el tambor festejaron a Guayaquil

Los estudiantes partieron desde las Esclusas, recorrieron la avenida Quito, la 9 de Octubre y concluyeron el desfile en las calles Icaza y  Malecón Simón Bolívar.
Los estudiantes partieron desde las Esclusas, recorrieron la avenida Quito, la 9 de Octubre y concluyeron el desfile en las calles Icaza y Malecón Simón Bolívar. Fotos: Karly Torres / El Telégrafo

Estudiantes de diferentes instituciones desfilaron por varias avenidas.

Redacción Guayaquil

Al son de la lira, el tambor y las trompetas, estudiantes de diferentes instituciones educativas recordaron canciones, como ‘Guayaquileña’ o ‘Perla del Pacífico’, mientras recorrían la avenida Quito, a la altura de la calle Clemente Ballén.

Ellos lucieron sus uniformes de parada impecables y no pararon de marchar.  

Las bastoneras y las cachiporreras, en cambio, con sus trajes ceñidos al cuerpo y faldas entablonadas, mostraron sus mejores maniobras de baile.     

La exhibición de los estudiantes se dio como parte del desfile tradicional con el que se conmemora la Independencia de Guayaquil, que esta vez cumplió 196 años.

Durante el recorrido también se escucharon ‘Colegiala’ y ‘La noche’, esta última de Joe Arroyo, con las que las familias que acompañaron a los menores se animaron.

Pero en las veredas de la avenida las emociones estaban divididas: mientras que los padres de familia que por primera vez veían a sus hijos desfilar, no paraban de tomar fotos, con sus teléfonos, tablets o cámaras; los otros lucían impacientes, como si quisieran que el evento finalizara pronto.  

Clemente Estrada fue uno de los que esperó a que pasara su hijo Kevin Andrade de la unidad educativa Albert Einstein. Clemente sujetaba el tambor que usaría el adolescente.

Aunque no era la primera vez que acudía a un desfile, debido a que antes su hija también fue parte del grupo de folclor, el  que fuera el  debut de su hijo Kevin como tamborilero le devolvió la emoción.

Asimismo, para los estudiantes del último año era su último recorrido por las calles de la ciudad con uniforme de parada.

Lisbeth Nieve, una de las estudiantes de la Academia Naval Almirante Illingworth que lideró el desfile, lucía afligida. Este año termina el colegio y también su participación en estos actos.  

“Ya no volverá a ser igual. Aquí termina una etapa para mí”.

La bastonera Lady Franco, de 17 años, del Grupo independiente Tambor, Bastón y Ritmo, cursa el último año.  

Desde julio empezaron a prepararse para lo que fue la presentación de  ayer.          

“Es emocionante cuando nos aplauden en cada parada. Eso es lo que más voy a extrañar de mi paso por el colegio”.

La exhibición de los pocos carros alegóricos también llamó la atención de los asistentes. Uno de ellos fue el que recreó el faro junto con el Cristo Redentor y las casas coloridas, que se encuentran en el Cerro Santa Ana.

Otras de las novedades que tuvo este año el desfile por la independencia del puerto principal  fue la participación de centenas de boy scouts que no dejaron de vitorear:

‘Viva Guayaquil’. Cerca de 8 grupos scouts, integrados por menores de 6 años en adelante, recorrieron junto a más de 20 colegios la avenida 9 de Octubre, hasta llegar al Malecón.

Allí los sonidos de la lira, el tambor y la trompetas solo dejaron de repiquetear cuando el desfile concluyó.  (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Portada

Lea la edición impresa

Portada impresa