Lunes, 31 Octubre 2016 00:00 De7en7

Recovecos

Un pueblo que se levantó adosado a una gigantesca roca

Un pueblo que se levantó adosado a una gigantesca roca
Foto: Internet
Redacción de7en7

Sobre la roca, debajo de ella o a su interior, todos los rincones de esta gigantesca piedra han sido aprovechados para edificar las casas del pueblo Setenil de las Bodegas, situada en el borde nordeste de la provincia de Cádiz, España. En este pequeño destino rural, que forma parte de la ruta de los Pueblos Blancos, se mezcla el patrimonio natural con la tradición cultural.

Su arquitectura es lo que más llama la atención, principalmente la de las casas-cuevas, también conocidas como “abrigo bajo rocas”, situadas en las calles Cuevas del Sol, Cuevas de la Sombra, Calle Mina, Calle Herrería, Calle Jabonería, Calle Cabreriza, Calle Triana y Cuevas de San Román. Todas estas están bajo la roca, parecería que van a ser aplastadas.

Su localización actual es de origen medieval y en el espacio que hoy se denomina la Villa se asentaba el antiguo poblado almohade. El castillo que domina el pueblo es una fortaleza de origen medieval que data del siglo XIV y XV, aún se conserva además la Torre del Homenaje.

Su patrimonio se completa con la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, un templo construido entre finales del siglo XV y la primera década del XVI, la antigua Casa Consistorial, un edificio de planta rectangular construido posiblemente a comienzos del siglo XVI, las ermitas de Nuestra Señora del Carmen, construida en el siglo XVIII, y la ermita de San Sebastián, situada a las afueras del pueblo y en la parte más alta de la ladera, fue la primera construcción cristiana tras la conquista a finales del siglo XV.

Otros de los atractivos de este pequeño poblado son la ruta de los caballos y la ruta de los castillos divididos en 3 partes: Castillos de defensa marítima, de frontera y Castillos de interior.

Su gastronomía gira alrededor de las chacinas, embutidos de chancho elaborados por Los Montes de Setenil. También destaca la industria confitera y pastelera de la localidad con dulces típicos como los cortadillos, empanadillas y pastas. Otros platillos son los revueltos de espárragos, migas de pan, masitas, habas guisadas, etc.

www.cadizturismo.com

www.setenildelasbodegas.es

ENLACE CORTO