Lunes, 17 Octubre 2016 00:00 De7en7

En Buenas Manos

¿Por qué los perros se comen el césped?

¿Por qué los perros se comen el césped?

Estos animales ingieren hierba, en muchos casos, para poder limpiar su estómago.

Redacción de7en7

Ocho de cada diez perros comen hierba, pero ¿por qué lo hacen?

Los perros comen plantas, según los veterinarios, porque les ayuda a regurgitar o vomitar y, por tanto, a limpiar su estómago. Para un perro que tiene acceso a hierbas frescas de forma habitual, no es extraño ingerir plantas.

Un estudio citado por la revista digital científica ‘WebMd’, especializada en salud, afirma que entre todas las plantas que ingiere el can la preferida es el césped.

De acuerdo con esta publicación, los dolores de estómago explican en ocasiones esta conducta tan frecuente en el perro. “Un can ingiere hierba cuando padece malestar o una enfermedad en el estómago”, explica el veterinario Adrián Aguilera.

Pero, ¿por qué el césped logra inducir el vómito en el animal?

Según la revista Consumer, la hierba actúa como una sustancia irritante de la pared del estómago: aumenta la secreción de ácidos y el grosor de la pared digestiva y, al final, desemboca en el vómito.

Según la página web del encantador de perros, es necesario evitar que el perro coma hierba en la medida de lo posible que lo haga, porque esta contiene ácidos muy fuertes que irritarán la pared estomacal provocándole, como bien sabe, que acabe vomitando la hierba junto a los jugos gástricos. Además, hay mucha hierba que está tratada con pesticidas y herbicidas que puede provocar que el perro se intoxique muera.

Los expertos coinciden en que comer hierba de forma frecuente resulta una patología alimentaria para el perro, aunque de carácter leve. El aburrimiento puede explicar, en algunas ocasiones, este tipo de conducta en el can. Pero, en otros casos, el origen del problema puede ser más profundo.

El hecho de que un perro coma césped puede implicar que el can tiene algún problema de base, que ha pasado desapercibido. Puede revelar que el animal ha tenido acceso a la basura —una conducta poco saludable para nuestro peludo amigo—, que no tolera alguno de los ingredientes de su comida habitual, o incluso, juega con los objetos inadecuados.

En cualquier caso, o apropiado es acudir a un veterinario o etólogo canino para que nos ayude a detectar estos posibles conflictos. Y ante todo, hemos de evitar que nuestro perro coma hierba, ya que no soluciona el problema. Hay veterinarios que consideran que no está mal que el can coma césped, porque puede ayudar al perro a incorporar en su dieta algunos nutrientes y minerales. Además, puede aportar fibra.

Eso no significa, sin embargo, que el can esté mal alimentado o que carezca de algún nutriente esencial en su dieta, añade Aguilera.

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Twitter

epaper

Google Adsense