Lunes, 17 Octubre 2016 00:00 De7en7

Planeta

Los Mursi, la tribu más fascinante de Etiopía

Los Mursi, la tribu más fascinante de Etiopía

Son una tribu africana con más de 10 mil integrantes.

Redacción de7en7

“Los Mursi son los más fotogénicos, aquellos que mejor se han mantenido fieles a sus costumbres pero también los más toscos y primitivos. A los Mursi hay que ir a verlos antes de las 11 de la mañana”- nos dice nuestro guía. “Después empiezan a beber y se vuelven violentos”. Así se retrata a este pueblo en un artículo publicado en la revista National Geographic.

En realidad,  los mursi son una tribu africana que se localiza en Debub Omo, Etiopía, con más de 10 mil integrantes que viven, principalmente, en las estepas de Jinka y las montañas del Omo Park en la región del Omo Central de este país africano. Su idioma, el mursi, pertenece a las lenguas nilo-saharianas.

Los Jalaba (consejo de hombres de más edad del poblado) son los que toman las decisiones. Los mursi al igual que los surma mantienen entre otras tradiciones ancestrales la Dunga, batalla-festiva entre jóvenes provistos de unas largas cañas, en las que los guerreros que consiguen la victoria obtienen el derecho a escoger esposa y el respeto de los contrincantes.

Los mursi y los bume se adornan con llamativas y dolorosas escarificaciones que se practican, principalmente, en espalda y torso por cada enemigo muerto o gran animal abatido. Su cuerpo informa a quien lo ve de la fiereza y valor del guerrero. Ambos viven principalmente del ganado, agricultura de cereales, especialmente el maíz, y también recolectan miel. Se alimentan de la leche y sangre de sus vacas, de la carne y de los vegetales que cultivan.

Las vacas son consideradas un elemento comercial muy importante. El padre, que es el propietario del rebaño, hace un obsequio de unas 30 vacas a su hijo el día que se casa.

En el caso de que haya varios hermanos, los más pequeños suelen quedarse sin este regalo. Casi a diario, se adornan con impresionantes tocados y pintan su cuerpo con pigmentos que extraen de los minerales y vegetales. A su vez, las mezclan con ceniza y orina de vaca, con lo que les sirve de repelente contra los mosquitos.

Estas pinturas representan la naturaleza, las flores… para ellos es un símbolo de identidad muy importante y lo tienen muy interiorizado. Tanto que incluso de pintan aproximadamente 3 veces al día. Forma parte, incluso, de un particular juego de seducción, pues muestran también su estado de ánimo y orgullo.

Otro motivo decorativo en el que muestran su elegancia, orgullo y valor son las escarificaciones y las mutilaciones.

En la tribu de los Surma podemos observar discos de calabaza o platos realizados con arcilla dentro de sus labios u orejas. Cuánto más grande sea en caso de las mujeres, a mejor dote matrimonial optan, normalmente en forma de ganado.

Fuentes: blog-muchomasqueunviaje.com

www.nationalgeographic.com

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Twitter

Twitter

epaper

Google Adsense