"Se requiere de un cambio civilizatorio y cultural"

| 11 de Octubre de 2017 - 00:00
María Fernanda Espinosa (c) reiteró en la Mesa de Género de Cooperación Internacional la lucha del Gobierno por erradicar la violencia contra las mujeres.
FOTO: Foto: cortesía de la Cancillería de Ecuador

En el marco inaugural de la Mesa de Género de Cooperación Internacional que se efectuó ayer en Quito, la ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa, destacó que la plena inclusión de las mujeres en la vida política, económica y cultural de un país, es necesaria para la construcción de una sociedad más democrática.

La canciller ecuatoriana resaltó que se requiere de un cambio civilizatorio y medidas de prevención de la violencia de género.

En su discurso, Espinosa ratificó que existe un compromiso del gobierno del presidente Lenín Moreno por el combate y la erradicación de la violencia de género, que se evidenció desde sus ofertas de campaña y se visibilizó en la entrega del proyecto de ley sobre esta problemática a la Asamblea Nacional.

“Los temas de igualdad no pueden ser solamente cosméticos, se requiere en el fondo de un cambio civilizatorio y cultural”, precisó la canciller al exponer los retos y desafíos del Ecuador sobre igualdad de género.

En el evento participó la delegada del Presidente de la República para el Plan ‘Toda una Vida’, Rocío González de Moreno. Además intervinieron representantes de ONU Mujeres, Unicef, organizaciones no gubernamentales y misiones diplomáticas acreditadas en el país.

Con respecto a los derechos de las mujeres en movilidad humana, la jefa de la diplomacia subrayó que existen retos específicos para garantizar la inclusión y protección de este grupo en condición de refugio, migrantes retornadas o aquellas migrantes ecuatorianas residentes en el exterior.

En ese sentido, la Cancillería trabaja para que la nueva Agenda de Política Exterior y la Ley de Servicio Exterior (que está en construcción) tengan un fuerte componente de igualdad de género.

Los asistentes a la mesa reconocieron el compromiso del presidente Lenín Moreno y de la Canciller en la defensa de los derechos de las mujeres. (I)