Reforma a Código de la Democracia enfrenta a prefectos y Conagopare

| 11 de Septiembre de 2017 - 00:00
El presidente de la Asamblea, José Serrano, recibió del titular del Conagopare, Bolívar Armijos, el proyecto.
FOTO: Foto: Cortesía de la Asamblea Nacional

La Asamblea tiene en sus manos la propuesta que será enviada a la Comisión de Gobiernos Autónomos Descentralizados, para su análisis.

La intención de que los prefectos sean elegidos únicamente por las zonas rurales les incomoda. Y anuncian un pronunciamiento en rechazo al proyecto de reformas al Código de la Democracia que impulsan las juntas parroquiales.

La propuesta fue entregada el lunes de la semana pasada por el presidente del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales del Ecuador (Conagopare), Bolívar Armijos, al titular de la Asamblea, José Serrano, luego de una movilización, en Quito.

El documento será entregado  esta semana a la Comisión de Gobiernos Autónomos Descentralizados, para su análisis.

Armijos justifica la reforma. “Los sectores rurales siempre han estado abandonados de los poderes provinciales y solo se acuerdan de ellos en época de campaña”.

Sin embargo, Gustavo Baroja, presidente del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope) y prefecto de Pichincha, califica la propuesta de inconstitucional.

“Implicaría transformar, incluso, la estructura político-administrativa del Ecuador. El país se conforma, obviamente, la nación como tal, la provincia, el cantón y la parroquia y cada división tiene derecho a elegir a sus autoridades”, dijo.

Jimmy Jairala, prefecto de Guayas, sostiene que la propuesta “ya nace muerta porque no tiene fundamento legal y sería una regresión de derechos, porque los recursos son para toda la provincia”.

Santiago Correa, prefecto de Cañar, se suma a la postura. Dice que la iniciativa debería apuntar más bien a la  fiscalización de los recursos invertidos en los territorios y que se sancione a quienes no hayan cumplido con lo que determinan la Constitución y las leyes, pero no cambiar el Código de la Democracia.

Los prefectos consultados anuncian que emitirán un pronunciamiento unánime de rechazo a la pretendida reforma.

Mientras tanto, Bolívar Armijos defiende la propuesta que fue elaborada con los gobiernos parroquiales. “Ellos (los prefectos) tienen miedo de que sean elegidos por las zonas rurales, porque por ellas han hecho muy poco”.

Y sostiene que todos los prefectos buscan a las juntas parroquiales de manera “politiquera”, pero invierten gran parte de los recursos en las ciudades, como si fuesen alcaldes alternos.

El titular del Legislativo, José Serrano, recomendó la semana pasada que las personas interesadas en la propuesta de reforma cumplan los procesos para que el documento esté listo y aprobado hasta máximo el 18 de febrero próximo.

Esto debido a que el Código de la Democracia prohíbe que se incorporen cambios un año antes de cada elección.

Para el 2019 el país entrará a un nuevo proceso, con la elección de dignidades seccionales. (I)