Jueves, 07 Septiembre 2017 00:00 Política

La distancia entre la dirigencia del movimiento político con el Jefe de Estado se profundiza

PAIS advierte injerencia de agenda de la oposición en las decisiones del Gobierno

Durante más de 5 horas los dirigentes de AP se reunieron en su sede para tratar temas de coyuntura política.
Durante más de 5 horas los dirigentes de AP se reunieron en su sede para tratar temas de coyuntura política. Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

Un comunicado de 10 puntos emitió ayer la directiva de la organización. En ella cuestionan temas sobre el dinero eléctronico, la eventual consulta popular y los diálogos con otros sectores políticos.

Redacción Política

El movimiento Alianza PAIS es una bomba de tiempo. Ayer, en un comunicado de diez puntos, la directiva nacional resumió su postura frente a los anuncios y decisiones del presidente de la República, Lenín Moreno, sobre una eventual consulta popular, el acuerdo con el sector financiero privado y los diálogos con la oposición.

El comunicado cuestiona las decisiones del Gobierno sobre estos temas y hace un llamado a la militancia, comités de revolución ciudadana (CRC), colectivos y grupos afines “para construir nuestro plan de acción política local y generar los espacios de debate político con miras al Congreso Nacional ideológico y programático que se desarrollará en el mes de octubre”.

Reitera su pedido al Gobierno de no dar paso a las propuestas de sectores “que buscan su propio beneficio en contra de los intereses del país” y solicita al bloque legislativo que promueva un amplio debate, no solo con los grupos bancarios y élites económicas, para que no permita la conculcación de derechos ni reformas que son contrarias a los intereses de las mayorías.

Sobre una eventual consulta popular, advierten que no apoyarán procesos que “respondan a la agenda de la derecha y de los poderes económicos, de regresión de derechos políticos ni de desestabilización de la institucionalidad del país (...)”, caso contrario promoverán un proceso constituyente.

Califica de “doble moral” la postura de la banca privada que antes se oponía al uso del dinero electrónico y que “hoy ven oportunidad de negocio, donde antes vieron una amenaza a la dolarización”.

Los cuestionamientos también fueron dirigidos al diálogo productivo y tributario, pues consideran que las tesis propuestas “son las de los viejos grupos de poder económico y político”.

Presidente estuvo ausente en reunión de la directiva

El comunicado se emitió, luego de la reunión de la directiva, la tarde del martes a la cual no asistió Lenín Moreno, pero sí lo hicieron el primer vicepresidente del movimiento, Jorge Glas; el segundo vicepresidente Ricardo Patiño; la secretaria ejecutiva Gabriela Rivadeneira; los asambleístas Juan Cristóbal Lloret, Marcela Aguiñaga, entre otros dirigentes. La reunión duró hasta las 20:30.

Antes, Aguiñaga advirtió que para la entrega del dinero electrónico al sector financiero privado, se debe enviar una reforma a la Asmablea Nacional. “Es necesario profundizar el análisis de estos temas que nos parecen importantes discutirlos, tanto al interior del bloque como dentro del movimiento”.

Ayer, Rivadeneira lamentó la ausencia del Jefe de Estado en la reunión pese a que se lo convocó. “Lamentamos que estos temas no hayan podido tener la retroalimentación, por parte del Primer Mandatario, así como también en la anterior sesión regional”.

Aseguró que en primera instancia se recibió un correo donde iba a enviar una delegación y luego se recibió una llamada con la disposición de no enviar representantes, (no mencionó quién alertó sobre la decisión del Mandatario).

Agregó que las diferencias dentro del movimiento no son de forma sino de fondo, ideológicas y programáticas. “Eso es lo que más ha preocupado a un gran sector de las bases de Alianza PAIS”.

Hasta la tarde de ayer, no hubo pronunciamiento alguno por parte del Gobierno, respecto de la postura del movimiento. (I)

Antecedentes

Las diferencias se hicieron visibles, luego de que el expresidente Rafael Correa viajara a Bélgica, en mayo pasado. Previo a su partida formuló críticas al Mandatario.

De su parte el Jefe de Estado cuestionó el manejo económico del anterior gobierno; los problemas se ahondaron cuando le quitó las funcoines al vicepresidente Jorge Glas, que afronta un juicio por el caso Odebrecht.

Figuras del movimiento como Gabriela Rivadeneira, Marcela Aguiñaga y Doris Soliz, entre otros, profundizaron el distanciamiento con el Mandatario.

Como corolario de las divergencias internas, Ricardo Patiño, Paola Pabón y Virgilio Hernández, renunciaron a sus cargos en el Gobierno y manifestaron un proceso de fortalecer las bases del movimiento.

El exmandatario desde Bélgica se sumó a las críticas contra el Gobierno.

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET