Miércoles, 23 Agosto 2017 00:00 Política

En una notaría de Esmeraldas consta un contrato entre Celec Ep y Marzam por $ 18,6 millones

Mariano Zambrano asegura que los contratos no están al margen de la ley

Mariano Zambrano asegura que los contratos no están al margen de la ley
Foto: Rodolfo Párraga / EL TELÉGRAFO

Legisladores como César Rohón y Guillermo Celi dicen que ningún asambleísta o autoridad como un prefecto puede tener negocios con el Estado.

Unidad de Investigación

Documentos notarizados dan fe de dos contratos entre el Estado y empresas ligadas al prefecto de Manabí, Mariano Nicanor Zambrano Segovia, y de su hijo que es asambleísta y lleva su mismo nombre.

Este Diario tuvo acceso a dos de ellos, celebrados por el Consorcio Mardcomsa-Marzam durante el Gobierno anterior.

Por ejemplo, un contrato data de 2012, suscrito entre la Empresa Pública Estratégica Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP) y Marzam, “para el transporte multimodal (marítimo y terrestre, recepción, almacenamiento y despacho), para el abastecimiento de combustible fuel oil 6 y diésel para la Central Termoeléctrica Jaramijó”, por la suma de $ 18,6 millones. Otro contrato da cuenta por la suma de $ 5,7 millones (ver gráfico).

*Haga click en la imagen para agrandarla

El tema salta a la luz pública en Manabí cuando tras el cambio de Gobierno (24 de mayo pasado). El 1 de junio  Celec EP detecta que el prefecto de Manabí era accionista mayoritario de las empresas que venían contratando con el Estado.

Celec EP les descalificó una oferta (licitación) por $ 11’082.500 para el transporte de combustible porque la Superintendencia de Compañías estableció: “Que verificada la convalidación presentada, con respaldo de documentos emitidos por la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros del Ecuador, se determina que, el socio mayoritario, a nivel de persona natural del Compromiso de Consorcio: Mardcomsa Marzam, es el Ing. Mariano Zambrano Segovia, que actualmente, conforme a la información que es de conocimiento público, cumple las funciones de Prefecto Provincial de Manabí, estando en tal condición incurso en inhabilidad prevista en el numeral 2 del artículo 62 de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública”.

Zambrano padre acepta tener contratos, pero no con la Prefectura

Ayer, el prefecto de Manabí, Mariano Zambrano, respondió a la publicación de este Diario sobre sus acciones junto a su hijo y su familia en el Consorcio Mardcomsa-Marzam, el cual tendría contratos con el Estado.

En entrevista vía telefónica aseguró que un eventual empresa suya no puede contratar con el Consejo Provincial, porque “yo soy la entidad contratante”.

Aceptó que sí ha tenido contratos con otros niveles de Gobierno y del Estado. “Hasta el momento la ley no te impide. La actividad contratante, en este caso Celec, no está representada por Mariano Zambrano. Si fuera el Consejo Provincial u otra empresa del Consejo Provincial, donde yo, como prefecto soy participante legal, no puede contratar ninguna compañía en la que yo tenga acciones”, remarcó.

Ante la repregunta de si mantiene entonces contratos con otros sectores del Estado pero no con la Prefectura, Zambrano contestó: “Exactamente, así es. La empresa en la cual soy accionista tiene contratos con empresas del Estado”.

Sin embargo, el legislador César Rohón (PSC), dijo que es “muy grave” la revelación de EL TELÉGRAFO”, pues ningún asambleísta y ninguna autoridad, como un prefecto provincial, puede tener contratos de vinculación con el Estado ecuatoriano.

“Conozco a la empresa Marzam, la cual abastece de combustible. Ese es su negocio desde hace 30 años. Lo otro es la investigación de EL TELÉGRAFO que da cuenta de que hay una vinculación y contratos con el Estado y eso no puede ser”, según Rohón.

Señaló que es importante determinar si Zambrano padre o hijo son o eran representantes legales de la empresa cuando ya eran funcionarios. De existir eso -dijo- deberían renunciar.

Guillermo Celi (SUMA) lamentó que en su momento el excontralor Carlos Pólit no determinó la posible vinculación de las empresas de Zambrano y su hijo con el Estado. “En este momento la Contraloría debería volver a investigar. Los asambleístas debemos estar muy vigilantes a que se llegue al esclarecimiento de esta terrible denuncia”, destacó.

Ayer, el hijo del prefecto no participó de las actividades en la Asamblea, estuvo su legisladora alterna. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET