Miércoles, 28 Diciembre 2016 00:00 Política

La incautación fue el 22 de diciembre

La Fiscalía inicia el análisis de computadoras

El fiscal Wilson Toainga, lideró el allanamiento a las oficinas de Odebretch en Guayaquil, el pasado 22 de diciembre.
El fiscal Wilson Toainga, lideró el allanamiento a las oficinas de Odebretch en Guayaquil, el pasado 22 de diciembre. Foto: El Telégrafo
Redacción Actualidad

El allanamiento a las oficinas de Odebrecht en Guayaquil permitirá recabar información y elementos que servirían como pruebas para determinar si la empresa brasileña de ingeniería más grande de América Latina pagó sobornos a funcionarios ecuatorianos para conseguir contratos en el país.

Así lo indicó ayer a EL TELÉGRAFO el fiscal Wilson Toainga, quien lideró el operativo efectuado el 22 de diciembre pasado en Guayaquil, que permitió la incautación de computadoras y documentos.

Precisó que todavía no se ha hecho la explotación de la información. Apenas se inició la investigación, para lo cual se solicitó el allanamiento de las oficinas de la empresa como un acto urgente.

El pedido de esa diligencia se hizo sobre la base de la urgencia del caso, considerado por la Fiscalía como impostergable para  recabar la información lo más pronto posible. “Debido a que no se puede esperar; revisaremos qué contienen las computadoras y documentos encontrados en las oficinas”, resaltó ayer.

Dentro de este mismo caso se ha pedido asistencia penal internacional a Brasil, Estados Unidos y Suiza.

Toainga comentó que todavía no se prevén otras diligencias. “Todo depende de cómo evolucione la información que vayamos encontrando”.

La noche del jueves 22 y madrugada del 23 de diciembre pasado se realizó el procedimiento, lo que posibilitó incautar 23 folders, tres libros, 23 cuadernos, dos carpetas, dos CD, cuatro laptops, un CPU, dos discos externos y 52 anillados.

El fiscal de la Nación, Galo Chiriboga, enfatizó que ya se comunicó con el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janiot, para que también envíe la información que posee sobre la investigación internacional que se realizó en ese país sobre Odebrecht. “Hay una buena relación con Brasil, así que esperamos resultados inmediatos a nuestro pedido”.

En marzo pasado, Marcelo Odebrecht, dueño de la compañía, fue sentenciado en Brasil a 19 años de prisión, por su participación en un entramado de coimas a funcionarios para conseguir contratos. Otra investigación coordinada por la Justicia de EE.UU. difundió que personeros de la empresa sobornaron a funcionarios  de otros 12 países, incluido Ecuador. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET