Jueves, 17 Noviembre 2016 00:00 Política

Más de 90 empresas chinas operan en el país andino

La asociación estratégica entre China y Ecuador crece sin contratiempos

Wáng Yi (izq.), canciller de la República Popular de China, con su homólogo ecuatoriano, Guillaume Long.
Wáng Yi (izq.), canciller de la República Popular de China, con su homólogo ecuatoriano, Guillaume Long.

Rafael Correa ha rechazado que su país esté sobreendeudado por préstamos concretados con Pekín. El Mandatario ha pedido no satanizar la relación financiera entre ambas naciones.

Agencia Xinhua. Especial para EL TELÉGRAFO

Pekín.-

Las relaciones bilaterales entre Ecuador y China registran un crecimiento importante en el marco de la asociación estratégica que establecieron ambas naciones en 2015, durante la segunda visita oficial a Pekín del presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

“China es uno de los países con el que más hemos afianzado nuestras relaciones”, destacó en una entrevista con Xinhua el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, quien confió en profundizar esos lazos con la visita de Xi Jinping, la primera en la historia de Ecuador de un presidente chino.

Ecuador y China establecieron relaciones diplomáticas en 1980, pero es desde 2007, con la llegada de Correa a la Presidencia de la República, que los lazos se profundizaron. Ese mismo año realizó su primera visita de Estado a China, invitado por el entonces presidente Hu Jintao. En enero de 2015, el Mandatario ecuatoriano regresó al país asiático, en una visita en la que acordó con Xi elevar la relación bilateral a una asociación estratégica y en la que suscribieron 14 convenios bilaterales.

El lazo de socios estratégicos se afianzó no solo por las recíprocas visitas de alto nivel, sino también por una colaboración marcada por el respeto a la soberanía y que se ha evidenciado en coincidencias en asuntos de política internacional, todo lo cual facilita el acercamiento, según analistas.

China es el principal acreedor bilateral de Ecuador, después de que en 2007 el gobierno de Rafael Correa se distanciase de los organismos internacionales de crédito, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), y de Estados Unidos. Ecuador es el tercer receptor de financiación china en Latinoamérica, tras Venezuela y Brasil, según el informe anual del centro de estudios ‘Diálogo Interamericano’, publicado en febrero pasado.

Según el Gobierno ecuatoriano, China es acreedor del 20% de la deuda pública del país, pudiendo algunos créditos pagarse con petróleo, principal producto de exportación de Ecuador.

No obstante, Correa ha rechazado que Ecuador esté sobreendeudado por préstamos concretados con China y ha pedido no satanizar la relación financiera entre ambas naciones.

“Por definición un país pobre, en vías de desarrollo, no tiene financiamiento; tiene que adquirir financiamiento, eso se llama deuda. China nos da dólares para financiar proyectos como hidroeléctricas, multipropósitos, carreteras, etc.; entonces, no sé dónde está el problema”, dijo el gobernante ecuatoriano.

China invierte en sectores estratégicos

Ecuador ha conseguido el respaldo de la segunda economía mundial para proyectos emblemáticos del Gobierno en petróleo, minería, infraestructura y energía. Según datos de la embajada de China en Quito, actualmente más de 90 empresas chinas operan en el país andino.

Empresas chinas diseñaron y construyeron el Servicio Integrado de Seguridad ECU-911, así como la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la mayor del país con una generación de 1.500 megavatios y que evitará la emisión de 3,5 millones de toneladas de dióxido de carbono. Coca Codo Sinclair, que demandó una inversión de $ 2.200 millones, forma parte de las ocho plantas que construye el Gobierno para transformar la matriz energética del país, con el fin de aumentar la generación eléctrica proveniente de fuentes limpias.

De acuerdo con el canciller Long, la inversión china en el sector energético ha propiciado más de 14.000 empleos directos. “China es uno de los países que ha estado invirtiendo en Ecuador, esto es importante, porque para nosotros significa no solamente dedicarnos a la producción, extracción y exportación de materias primas, sino que queremos diversificar nuestra economía, cambiar nuestra matriz productiva”, destacó el diplomático.

En 2015, el volumen comercial entre ambos países alcanzó los $ 3.826 millones, mientras que en el primer semestre de 2016 llegó a los $ 1.438 millones. “Queremos potenciar el intercambio comercial a través de la identificación de oportunidades de mercado y de mejores condiciones de acceso a los respectivos mercados”, indicó el vicecanciller ecuatoriano, Fernando Yépez. (I)

Según datos de la embajada de China en Quito, actualmente más de 90 empresas chinas funcionan en el país andino. Las inversiones chinas  generaron más de 14.000 plazas de trabajo directo.

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Miércoles, 16 Noviembre 2016 19:33

Historias Electorales: León Febres-Cordero

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG

Promo-galeria (2)