Jorge Glas: "Yo no voy a huir, prefiero ir a la cárcel siendo inocente"

- 29 de septiembre de 2017 - 12:40
El vicepresidente, durante un conversatorio con medios de comunicación.
Foto: Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

El vicepresidente de la República, Jorge Glas, reiteró este viernes que "no hay una sola prueba en su contra" y que la acusación particular presentada el jueves por la Procuraduría, responde a la facultad que esta tiene como representante judicial de los intereses del Estado.

"El Estado es parte, si hay recursos públicos de alguna naturaleza es parte, para este delito de asociación ilícita hay serios reparos en el actuar de la Procuraduría, pero más allá de eso el Estado es parte, de una manera u otra", expresó.

Respecto a si teme de otras acusaciones por parte de la Procuraduría, en cuanto a otros delitos, Glas dijo que no tiene preocupación alguna al respecto. "No soy sujeto de otros cargos, soy inocente (...). La verdad es que eso me tiene sin cuidado".

Durante un conversatorio con la prensa, el Vicepresidente volvió a referirse al delator de Odebrecht, José Conceição Santos, como "corrupto confeso y amoral que busca hundir a los demás para bajar su pena". Añadió que deberá presentar las pruebas de sus acusaciones.

Eduardo Franco, abogado de Glas, señaló que hoy presentará un escrito para oponerse a la "violación al debido proceso" en el que podrían incurrir el Fiscal General y los peritos. Esto, al referirse a que se ha ordenado repericiar el audio de la conversación entre el excontralor Carlos P. y Conceição Santos, que fue tomado como elemento de vinculación del Segundo Mandatario al caso.

Glas explicó que aparentemente "hay dos audios", porque en el que se presentó en un inicio supuestamente se lo nombra, mientras que en la transcripción no consta su nombre. "Entonces no ha habido cadena de custodia, no ha habido debido proceso", apuntó al indicar que se estarían forjando pruebas en su contra. El abogado agregó, además, que el Fiscal no puede disponer, sino un juez.

Sobre la relación con su tío, Ricardo R., se ratificó en que lo veía una o dos veces al año en un contexto familiar. "Estoy muy indignado, comprenderán que la relación familiar, a estas alturas, no existe", reveló.

En cuanto a la versión del delator de Odebrecht, respecto a que pidió $ 1 millón para una campaña electoral de 2014, Glas reiteró que es mentira y que la campaña electoral fue en 2013. Sin embargo, se mostró abierto a cualquier investigación que se pida al Consejo Nacional Electoral (CNE) respecto a esos recursos.

En el conversatorio, Glas sostuvo que ha asumido los riesgos de la administración pública, aunque jamás pensó verse en una situación de esta naturaleza. "Pero también es mi responsabilidad histórica enfrentar esto y que se investiguen a todo y todos". En ese sentido, manifestó que no se arrepiente de haber acompañado al expresidente Rafael Correa, "al costo personal que sea".

El Vicepresidente también desmitió rumores de que huirá del país. "La gente decente y honesta no tiene ni que esconderse ni que huir, yo aquí me quedo enfrentando este proceso judicial", apuntó.

Agregó que a pesar de toda la "persecución" y "linchamiento mediático" en su contra, aún así confía "en la justicia, en las instituciones y en que la verdad va a brillar".

"Yo no voy a huir, prefiero ir a la cárcel siendo inocente, que huir como un cobarde, sin tener responsabilidad alguna en los hechos que pretenden imputarse en mi contra", reiteró.

Situación en la Vicepresidencia 

Glas confirmó un plan de reducción de funcionarios que se lleva a cabo con el Ministerio de Trabajo, al que calificó de "totalmente injusto", puesto que son ellos los que asumen las consecuencias de una decisión y un problema político.

Dijo que asumió una Vicepresidencia con 500 personas y con la reestructuración "debemos estar llegando a cerca de 115 funcionarios". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: