El Vicepresidente ingresó a la cárcel n° 4 cerca de las 23:40 del lunes

En seis horas se cumplió la orden de detención contra Jorge G.

- 04 de octubre de 2017 - 00:00
El Vicepresidente abordó un avión de la FAE que lo trasladó a la ciudad de Quito.
Foto: José Sánchez / EL TELÉGRAFO

Sus simpatizantes, en Guayaquil y Quito, le expresaron su apoyo. El Segundo Mandatario fue trasladado a la capital en un avión de la Fuerza Aérea.

Guayaquil-Quito.-

Luego de una mañana y tarde de tensión, la espera terminó. Apenas  el juez Miguel Jurado Fabara dispuso, a las 17:00 del lunes, la orden de prisión contra Jorge G., en los exteriores de la urbanización Portal al Sol (vía a la Costa en Guayaquil), donde el funcionario tiene su residencia, comenzó la agitación.

Una hora antes de la decisión judicial, un pequeño grupo de simpatizantes del Vicepresidente llegó hasta los exteriores de donde queda su residencia. En silencio y solo observando el interior de la ciudadela cerrada esperaban el desenlace.

Minutos antes de las 17:00, el personal de seguridad cerró las puertas de acceso, mientras los simpatizantes, cada vez más, ensayaban cánticos de respaldo. Simultáneamente, moradores de la urbanización facilitaban información sobre lo que ocurría dentro.

Entraron asesores, exfuncionarios y militantes de Alianza PAIS, como Agustín Ortiz, Ronny Aleaga y Luis Jaramillo, exsubsecretario de Gestión y Riesgos, entre otros.

Desde la mañana la prensa se instaló en los exteriores de la urbanización Portal al Sol, en la vía a la Costa, donde vive Jorge G. Foto: William Orellana

Al caer la noche, los periodistas apostados en el lugar conocían el anuncio que había hecho Jorge G., vía Twitter: acataba bajo protesta la decisión del juez.        

A las 21:00, un patrullero y un vehículo color gris con vidrios oscuros sin placa pasaron por la vía a la Costa, pero no ingresaron al acceso principal. Luego de 7 minutos las puertas de la urbanización se abrieron y acto seguido salió una caravana de vehículos, dividida en 2 grupos.

Una parte se quedó en la sede de la Policía Judicial, mientras que el resto continuó hasta la base aérea Simón Bolívar e ingresó al hangar del Ala 22 de Combate. Allí no se permitió el acceso a la prensa y se redobló el resguardo militar.   

En un video publicado en redes se observó a Jorge G. despedirse de su esposa, amigos y simpatizantes, que le expresaban su respaldo con aplausos. Vestido con traje oscuro, abordó un avión de la FAE rumbo a Quito.

Llegó al aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela, alrededor de las 22:00 e ingresó a un vehículo negro. La caravana de seguridad tomó la ruta Collas hacia la Cárcel Nº 4, en la capital. Personal policial colocó en los exteriores del centro de reclusión, en la avenida La Prensa, al frente del centro comercial El Condado, vallas metálicas.

Los simpatizantes, en medio del frío de la noche, expresaron a Jorge G. su respaldo con banderas y afiches. Miembros del colectivo ‘30-S Nunca más’ y de los comités de la Revolución Ciudadana se hicieron presentes. La calle fue cerrada al tránsito en sentido norte-sur hasta las 23:40.

“No hay pruebas” y “Un hombre inocente perdió su libertad, aquí está su pueblo que lo defenderá”, eran los cánticos. Una discusión se produjo con policías, pero no trascendió. Antes de ingresar, Jorge G. bajó el vidrio de la ventana del  vehículo para saludar a sus seguidores. Luego ingresó a la cárcel. (I)

------------------------

El Segundo Mandatario pide vacaciones

Pocos minutos antes de las 09:00, un hermano del Vicepresidente fue el primero en llegar hasta la cárcel 4, en el norte de Quito, para visitarlo.

Previamente al ingreso un grupo de 4 agentes de la Dirección General de Investigación (DGI) de la Policía revisó la bolsa que llevó, donde había un paquete de galletas, jugo en cartón y pasta dental.

Los periodistas que estaban en el sitio intentaron preguntarle sobre la situación del Segundo Mandatario, pero no contestó y enseguida entró luego de dejar su cédula de identidad a los guardias.

Al cabo de casi una hora el familiar se retiró del lugar en silencio, con sus manos en los bolsillos de su chaqueta café.

Casi a las 11:00 llegó al centro carcelario el abogado del Vicepresidente, Eduardo Franco Loor, quien permaneció al interior alrededor de 30 minutos.

Al salir aseguró a la prensa que ya solicitó audiencia para revisar las medidas cautelares de manera que se reemplace la prisión preventiva, que dijo era exagerada, por la de presentación periódica al juzgado.

Hasta pasadas las 15:00 nadie más fue a visitar al Segundo Mandatario y en el centro indicaron que las visitas están autorizadas solo los sábados y domingos previa solicitud.

Desde la cuenta oficial en Twitter de la Vicepresidencia de la República, se informó que su titular, Jorge G., ha decidido hacer uso de sus vacaciones durante el tiempo que dura la prisión preventiva, por lo menos 2 meses.

Su tío, Ricardo R., en horas de la noche fue trasladado a la cárcel regional de Guayaquil, donde guardará prisión preventiva por estar igualmente sindicado en el caso de asociación ilícita (I)

Personal de la Policía y del GOE comienza el operativo de traslado de Ricardo R. desde su domicilio hasta el centro de privación de libertad en Guayaquil. Foto: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: