Parlamentarios presentarán propuesta

Comisión analizó el proyecto de Código de Participación

- 17 de Agosto de 2017 - 00:00
Uno de los temas prioritarios que trata el Código de Participación Ciudadana es la reforma para postulaciones al Consejo de Participación Ciudadana.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

La Comisión de Participación Ciudadana analizó ayer el borrador sobre el informe para primer debate del proyecto del Código de Participación Ciudadana.

Héctor Yépez, presidente de la Comisión, señaló que presentará una propuesta diferente al Pleno de la Asamblea Nacional.

Para el asambleísta es crucial que las elecciones de las autoridades de control, así como los vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social ejerzan su trabajo de manera independiente a la labor de algún movimiento político, “de una manera seria y transparente, que respondan a los intereses de los ciudadanos y no a los partidos políticos o gobiernos de turno”, dijo.

Precisó que para aprobar este proyecto serán necesarios los votos a favor de la bancada de Alianza PAIS, para definir “si quieren cambiar la forma de selección de las nuevas autoridades de control y la conformación de los vocales del Consejo de Participación Ciudadana o, continuar con la misma práctica  del ratón cuidando al queso que ha ocasionado que funcionarios públicos, como es el caso del excontralor Carlos Pólit, estén involucrados en actos de corrupción”.

Yépez enfatizó que la Comisión mantiene reuniones para “cumplir de manera responsable  las exigencias de nuestros mandantes”.

El asambleísta insistió que será la mayoría oficialista en la Función Legislativa, la que determinará si “son aprobadas las leyes que requiere el país”.

Johana Cedeño, asambleísta por Alianza PAIS y quien propuso el nuevo Código en un alcance remitido el 20 de abril pasado, dejó  fuera la propuesta de la disolución de las organizaciones sociales.

Este tema contempla a que se conozca de manera oficial y bajo registro a todas las organizaciones que ejercen dentro del país.

Cedeño aseguró que no se trata de regular a las organizaciones sociales sino de fortalecerlas y que, además, las causales de disolución podrían ser parte de los reglamentos. (I)