Miércoles, 25 Enero 2017 00:00 Política

Los dueños de radio Visión salieron a las calles de la capital para defender la libertad de expresión

Arcotel: no existe argumento jurídico para frenar el concurso de frecuencias

A la marcha convocada por Diego Oquendo, de radio Visión, acudieron en Quito políticos y candidatos, como Mauricio Pozo (PSC) y Patricio Donoso (CREO).
A la marcha convocada por Diego Oquendo, de radio Visión, acudieron en Quito políticos y candidatos, como Mauricio Pozo (PSC) y Patricio Donoso (CREO). Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

Ayer hubo una convergencia pública: marcharon juntos propietarios de medios de comunicación y políticos de oposición al gobierno, Cordicom sostiene que no cederá a presiones de grupos de poder.

Redacción Política

El Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom) aclaró ayer que “no habrá posiciones ni presiones de grupos de poder, históricamente opuestos a la supremacía de los derechos colectivos, que detengan el proceso de democratización de la comunicación” en el concurso de asignación de frecuencias.

Esta declaración la hizo a propósito de que ayer en Quito, Diego Oquendo, director de radio Visión, con políticos de derecha, realizó una marcha desde la Tribuna de Los Shyris (en el norte) hasta el Cordicom. Temen quedar fuera del concurso y perder la asignación de las frecuencias.

El Cordicom dijo que el proceso, convocado por la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel), el 16 de abril del año pasado, es histórico por la distribución técnica, equitativa y transparente que garantiza la participación de los ecuatorianos.

El concurso tiene como base la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), que en el artículo 106 contempla el reparto equitativo de las frecuencias: 33% para públicos, 33% para privados y 34% para medios comunitarios.

Dentro del concurso, el Cordicom detalló -mediante un comunicado- que su deber es evaluar el proyecto comunicacional y la elaboración del informe vinculante para la asignación de frecuencias.

Explicó que el proyecto comunicacional es una herramienta mediante la cual los concursantes para  una frecuencia de radio o televisión declaran aspectos fundamentales, sobre los cuales se sustenta su futura programación. “La que debe garantizar el respeto a los derechos humanos, desarrollar el sentido crítico de los ciudadanos, promover el diálogo social y la interrelación dentro de la diversidad”, indicó.

Ayer, en una radio, la directora de la Arcotel, Ana Proaño, ratificó que el concurso de frecuencias seguirá, ya que no existe argumento jurídico para pararlo. Dijo que quienes realizan oposición solo la respaldan políticamente. Remarcó que este proceso no ha interrumpido con la coyuntura electoral y desmintió que se haya pagado por mantener o sacar del concurso alguna frecuencia: “eso es absolutamente falso”.

El procedimiento para la adjudicación de frecuencias

Según la directora de la Arcotel, Ana Proaño, la evaluación que hace el organismo técnico a los postulantes es sobre 100 puntos.

Explicó que hay tres requisitos que los postulantes debieron cumplir: tener un plan de gestión, se analiza la viabilidad financiera del medio para los 15 años de concesión y el estudio técnico. Adicionalmente se otorga un puntaje extra por experiencia. Quienes solicitaban una matriz sobre una repetidora también obtenían puntos adicionales y los comunitarios, que soliciten una matriz en una región, tendrían 30 puntos más.

La segunda fase del concurso público es un informe vinculante del Cordicom. Según Proaño, desde el 12 de enero pasado se empezaron a remitir los expedientes de los solicitantes de frecuencias.

El primer grupo corresponde a los que solo presentaron una solicitud. Cada frecuencia podía tener hasta cinco ofertantes y se adjudicará al que mayor calificación tuviera.

Al concurso vigente se presentaron 834  participantes, en ese proceso hubo desistimientos, que representaron el 2% o 3%. Hasta el 30 de diciembre pasado se podían presentar las objeciones  para interponer una recalificación.

La agencia recibió 600 solicitudes de revisión, pero lo curioso de este dato es que más del 30% corresponden a personas que sí están calificadas; es decir, que no tenían la necesidad de pedir una revisión.

Actualmente, la entidad está en revisión de los documentos que incluyen el análisis de aspectos técnicos, económicos y de gestión. Este tema es netamente jurídico. Eran 1.472 frecuencias que salieron a concurso, de las cuales no todas tuvieron ofertantes. De ese número más de 900 estaban vencidas. “Es decir, todas las que vencían durante 2016 están en concurso”, indicó Proaño.

La funcionaria explicó que aproximadamente 500 frecuencias no fueron ofertadas por encontrarse en zonas alejadas.

Cada una de las 834 peticiones (participantes) podría corresponder a una sola frecuencia, una matriz o una repetidora o sistema. En su conjunto fueron solicitadas 1.486 frecuencias, “es por eso que los números son un poco complejos de entender”, dijo la titular de la Arcotel.

Las ciudades en donde más demanda de frecuencias hay son  Quito, Guayaquil y Cuenca, mientras que las ciudades más pequeñas, tienen casi el espectro libre.

En localidades pequeñas también se sacó a concurso frecuencias para diversificar la comunicación y medir si le interesa a la población tener una estación de radiodifusión de esas localidades.

Asimismo, en el concurso se detectó que las frecuencias en Amplitud Modulada (AM) no tienen mucha demanda, en comparación con las de Frecuencia Modulada (FM).
Diego Oquendo defiende un “derecho adquirido hace 45 años”

Diego Oquendo, directivo de radio Visión, protestó ayer al frente del Cordicom. Criticó el concurso de distribución de frecuencias, pues  lo calificó de “ilegal”.

“En Quito se ofrecieron 30 frecuencias, por qué escogen precisamente 91.7 (dial de radio Visión). Toda la oferta que se ha hecho y la demanda es mínima. En caso de radio Visión, nosotros defendemos  una trayectoria de 45 años, que justifica nuestra presencia”.

Aseguró que no ha heredado radio Visión, pues aclaró que se hizo cargo de dicha emisora hace 30 años, cuando era AM. Luego consiguió una frecuencia en FM. “Posteriormente nos dieron ocho frecuencias que las devolví voluntariamente al Estado ecuatoriano”.

A pesar de haber pasado a la segunda fase del concurso, dijo que se trata de una competencia desleal. “¿Cómo pueden darle a un proyecto comunitario (radio comunitaria) 15 puntos de ventaja?”, se preguntó.

En la marcha de ayer participaron políticos, entre ellos, los candidatos a asambleístas Patricio Donoso y Mae Montaño, de CREO, agrupación del banquero Guillermo Lasso; el vicealcalde de Quito, Eduardo del Pozo; y Mauricio Pozo, candidato a Vicepresidente de la República por el Partido Social Cristiano (PSC). Tras saludar y abrazarse con dichos personajes, Oquendo advirtió que luego de las marchas vendrán las acciones judiciales respectivas. (I)

---------------------------

Hasta ahora hay radios comunitarias

Los medios de comunicación, en contadas manos

Hasta 2008, el desaparecido Consejo Nacional de Radiodifusión y Televisión (Conartel) autorizó 1.865 concesiones de frecuencias, de las cuales el 65% fue para servicios de radiodifusión y el 35% para televisión. Ese año se emitió un informe sobre la situación del sector.

Allí se asegura que políticos se beneficiaron de las frecuencias, entre ellos, Luis Mejía Montesdeoca, militante de la extinta ID; Roosevelt Icaza, exdiputado; Holger Velasteguí Domínguez, exalcalde de Santo Domingo de los Tsáchilas, por el PSC; Richard Guillén Zambrano, del PSC; María Eugenia Lima, del extinto MPD y otros más.

En esas épocas los medios estuvieron, según el reporte, en pocas familias, entre ellas, Vivanco, Eljuri, Pérez, Alvarado Roca, Mantilla, Egas, Martínez y Mantilla-Anderson.
La concentración significó que en 2012 solo existieran 0,2% de frecuencias de radio y ninguna para medios comunitarios.

Antes de la Ley de Comunicación, los medios comunitarios eran categorizados como públicos y había solo cinco de este tipo. Posterior a la vigencia de la Ley, 365 frecuencias eran de televisión privada, 146 en poder del Estado y ninguna comunitaria.

La situación en radio era similar. Había 994 estaciones privadas, 150 públicas y apenas 20 comunitarias. Según Corape, actualmente las emisoras comunitarias representan el 2%  del espectro radioeléctrico. (I)

ENLACE CORTO

Documental del feriado bancario

Documental del feriado bancario

Conteo regresivo elecciones 2017

Conteo regresivo elecciones 2017

Especial

Especial

Google Adsense

 

VISITE NUESTRO BLOG

VISITE NUESTRO BLOG

Promo-galeria (2)