Viernes, 25 Agosto 2017 00:00 Política

Una investigación colocó al gobierno seccional como el de mayor riesgo en licitaciones

Alcaldía de Guayaquil advierte interés político en informe de Sercop

El alcalde Jaime Nebot (der.) se reunió ayer con miembros del Frente de Transparencia contra la Corrupción para precisar datos sobre el informe del Sercop.
El alcalde Jaime Nebot (der.) se reunió ayer con miembros del Frente de Transparencia contra la Corrupción para precisar datos sobre el informe del Sercop. Foto: Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

La coordinación zonal del ente fue señalada como la instancia que elabora estudios desfavorables a los procesos de compras públicas municipales.

Redacción Ciudadanía

Retaliación es la palabra con la que el Municipio de Guayaquil definió al hecho de que el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) lo colocara a la cabeza de una lista de riesgo en la licitación pública en su página web, la semana pasada.   

En el mencionado documento, el Cabildo es citado como el de mayor nivel de riesgos en el Sistema de Contratación Pública de Ecuador junto a otras entidades como Petroecuador EP, los gobiernos provinciales de Manabí y Pichincha, y Empresa Eléctrica Quito.

Según el Sercop, la Alcaldía porteña adjudicó el 63% del monto  por subasta inversa mediante una negociación directa a un único proveedor y el 12% del total de su contratación pública se concentra en una sola instancia. También se menciona que es la que más presupuesto maneja en contratación pública ($ 636 millones) y la que más  procedimientos de contratación pública realiza (9.120).

Esto provocó una respuesta inmediata por parte del gobierno seccional que, a través de un correo, calificó el ranking como “solamente una retaliación porque, como es público y notorio, desde hace meses venimos denunciando que resoluciones del Sercop desnaturalizan la transparencia de la contratación pública y evidencian un claro afán de dirigirla en perjuicio de los intereses de los ciudadanos y el Estado”.

Jorge Rodríguez, vocero del Municipio, afirma que existe una connotación política en el tema desde que el alcalde Jaime Nebot señalara el cambio de los requisitos en las bases de los concursos para la contratación de servicios y obras.  

En abril pasado, el Sercop, según el burgomaestre, solicitó la eliminación del requisito de que la oferta más barata es la que tiene que ganar. Además, se pidió quitar la exigencia de copia certificada de las matrículas de la maquinaria pesada de los contratistas.

Sin embargo, Rodríguez puntualizó que la retaliación por negarse a acatar estas disposiciones no vino de la dirección nacional del Sercop sino de la coordinación zonal 5 y 8.

Sobre el hecho de que entre los ganadores de las licitaciones hay nombres que se repiten desde hace años (Hidalgo & Hidalgo, Valango, Jimmy Sánchez, entre otros).

Rodríguez aseguró que no existen favoritismos y que los procesos de adjudicación se hicieron bajo las mismas exigencias y una exhaustiva fiscalización. “Si tenemos que presentar caso por caso, estamos listos para justificarlos todos”.

Por su parte, las contratistas mencionadas, hasta el cierre de esta edición, no respondieron las solicitudes de información solicitadas por este Diario.

Dentro de la fiscalización han sido incluidos profesionales académicos. Hitler Pinos, arquitecto y docente de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, admitió que, desde la administración del alcalde León Febres-Cordero (+), el Municipio ha tenido que lidiar con el conflicto de elegir entre la propuesta más barata o la mejor diseñada. “El Cabildo ha dado prioridad a las de mejores garantías y calidad que, en contados casos, no resultan las más baratas”.  

No obstante, considera muy necesario que se mantengan las estipulaciones de bajo costo y la exigencia de copias certificadas de matrículas a los automotores. “Se aplica en ciudades como Santiago de Chile, Montevideo y Buenos Aires, donde estos procesos se han repotenciado”.

Mientras que el Sercop informó que el objetivo que se persigue con la elaboración de la lista es transparentar la compra pública en el país. El documento fue elaborado bajo 37 indicadores y contó con la participación de expertos en fraude, delitos financieros, corrupción y gestión pública. (I)

25-08-17-nomina-1 25-08-17-nomina-2 25-08-17-nomina-3 25-08-17-nomina-4 25-08-17-nomina-5 25-08-17-nomina-6

---------------------

Nuevo sistema de control nacional será propuesto

Luego de la reunión que mantuvo el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, ayer, en Quito, con los integrantes del Frente de Transparencia Contra la Corrupción, los miembros anunciaron que se propondrá un nuevo sistema de control nacional que se encargará de supervisar todos los contratos que hagan las entidades que reciben fondos públicos.   

El Servicio de Contratación Pública (Sercop) tendría que articular el trabajo con la Contraloría y demás entidades afines.

“Calculamos que a mediados de septiembre tendremos el documento final con las propuestas, tanto de reformas legales como de políticas públicas que se entregarán al presidente Lenín Moreno para su estudio y aplicación”, indicó Xavier Zavala, integrante del Frente.

En el encuentro Nebot explicó que el Sercop acusó falsamente al Cabildo como el más riesgoso del país en contrataciones, lo cual difiere del reciente crédito otorgado al Municipio por el Banco Mundial a 37 años plazo con 17 de gracia, “precisamente por nuestra impecable gestión financiera y administrativa”.

Acotó que no se puede permitir que “aseveraciones irresponsables que merecen respuesta en el campo de la sanción legal, puedan afectar el prestigio de las instituciones”.

Incluso añadió que el bloque del Partido Social Cristiano presentará un proyecto de ley para derogar la contratación pública directa. 

La cita de ayer con el Frente de Transparencia se dio por pedido del propio Nebot. El organismo tiene previsto reunirse con otros burgomaestres en las próximas semanas. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET