Sábado, 05 Noviembre 2016 00:00 Regional Centro

Su abuelo lo motivó a recuperar el valor del Tzawar Mishki

Su abuelo lo motivó a recuperar el valor del Tzawar Mishki

Freddy Guillermo Masaquiza, emprendedor salasaca e investigador

Redacción País Adentro

La longevidad y lucidez de su abuelo Julio Curichumbi, que llegó a vivir hasta los 110 años, es lo que marcó el destino de Freddy Masaquiza. De niño, en su nativa parroquia Salasaca en el cantón Pelileo, veía que sus mayores consumían a diario el tzawar mishki (chaguarmishqui), una bebida preincaica que se obtiene del penco andino agave. Este pueblo le atribuye propiedades curativas y místicas.

En el colegio, Freddy empezó a indagar todo lo que pudo sobre esta bebida y en la Universidad Técnica de Ambato (UTA) se decidió por estudiar Ingeniería Agronómica. Hoy, a sus 26 años, cursa el octavo semestre y fundó la primera asociación entorno a esta planta. “Freddy cree firmemente en nuestras costumbres y eso es lo mejor de su personalidad. Es orgulloso de sus raíces andinas y como tal viste el poncho negro largo y el pantalón blanco como nuestros antecesores”, opina su amigo Javier Masaquiza.

En 2015 llegó la oportunidad que Freddy había esperado por mucho tiempo. La Municipalidad contrató una consultoría este año con investigadores de México y Ecuador para profundizar los conocimientos sobre el penco agave y sus aplicaciones en medicina y alimentación. Freddy se involucró con el equipo y formó la Asociación de Producción Agraria Tzawar Mishki que la integran 10 personas, entre productores y comerciantes. Producen 100 litros semanales que venden en $ 1 la botella. Solo que Freddy pasteurizó el producto para mantener sus propiedades. “Es un buen emprendedor y líder, consideramos que llegará lejos con sus metas”, dice Mishel Jiménez, amiga de su comunidad. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense